Las mejores fiestas de los pueblos de la Provincia de Alicante que no te puedes perder este verano

Nit de l´olla

Altea

El Castell de l´Olla no es un castillo de fuegos artificiales al uso. Y no es uno más porque los fuegos de artificio se unen a la música, al cielo y al mar para componer un espectáculo deslumbrante difícil de olvidar.

La cita ineludible es el segundo sábado de agosto en la playa de la Olla de Altea, ese es el lugar y el momento para compartir unos fuegos que siempre consiguen emocionar. Una emoción que llega casi a la lágrima cuando la gran palmera dorada, la más espectacular de las palmeras, sube a lo más alto e ilumina la bahía ante la atónita mirada de vecinos y visitantes.

Todo aquel que vaya contemplar el Castell de l´Olla podrá comprobar que una imagen vale más que mil palabras. Cada año más de tres mil kilos de pólvora llenan de luz la bahía alteana coincidiendo con las fiestas de San Lorenzo. Una cofradía, la del Castell de l´Olla, creada hace casi tres décadas por un grupo de amigos, se encargan de la organización hasta el último detalle.

El Castell de l´Olla de Altea es un espectáculo que reúne a más de cincuenta mil personas en la playa deseosas de contemplar el juego de luz, pólvora y música, en una combinación de maestría y luz en la que también participan paralelamente la danza y otras artes escénicas.

Con casi 30 años de historia a sus espaldas, el castillo pirotécnico y musical que sumerge Altea bajo el fuego durante casi media hora siempre ofrece alguna novedad. Es uno de los castillo experimentales más grandes del mundo en el que los pavos reales, las palmeras, los anillos, los giratorios o las cascadas siempre tienen un componente novedoso.

Benilloba

Las fiestas de Moros y Cristianos de Benilloba se celebran entre el 14 y el 18 de agosto cada año. Estas celebraciones tienen los actos eclesiásticos que dedican a su patrón, Sant Joaquim, conjugados con los propios de las fiestas de Moros y Cristianos, representados en Benilloba por las tres Filaes: «Moros del Castillo», «Filà Cristianos de La Palmera» y «Moros del Arrabal».

Durante la Nit de l´Olla, celebrada el 14 de agosto, se vive uno de los momentos más destacados en Benilloba. A diferencia de lo que ocurre en Altea, en Benilloba este evento festero se caracteriza por ser un desfile humorístico protagonizado por las filaes cargado de crítica social y humor, acto que atrae el interés de un gran número de visitantes.

La Nit de l´Olla se ha convertido en el rasgo más distintivo de las fiestas de esta localidad. La imaginación y el trabajo que conlleva el desfile genera una gran expectación entre el público.

La “Festa” o Misteri d´Elx

El Misteri d´Elx es un tesoro cultural del pueblo ilicitano y una de las joyas más preciadas del patrimonio valenciano, como prueba su declaración como Monumento Nacional el año 1931 y su inclusión, en el año 2001, en la primera Proclamación de las Obras Maestras del Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO.

La Festa, como también se conoce esta obra de origen medieval, se representa todos los años en la Basílica de Santa María de Elche en el mes de agosto, para celebrar la festividad de la Virgen de la Asunción. El día 14 se pone en escena la primera parte, denominada la Vespra, y la segunda parte, la Festa, el día 15. Además, los días 11, 12 y 13 de agosto se realizan los ensayos generales, en los que se escenifican ambos actos seguidos.

 

La noche del 13 de agosto es la Nit de l´Albà, una de las celebraciones más esperadas por los ilicitanos. Esta noche, cientos de artificios pirotécnicos visten la noche de luz, color y sonido. Esta fiesta, muy característica de la ciudad, tiene su origen en la Edad Media, cuando las familias ofrendaban a la Virgen con un cohete por cada uno de sus hijos.

Hoy aquella tradición ha derivado en el lanzamiento de cientos de palmeras que se lanzan de manera coordinada y alterna desde diferentes puntos de la ciudad. Además, los ciudadanos adquieren y lanzan pirotecnia de forma individual y espontánea en el tiempo que dura la lluvia de fuego.

Los cohetes y los fuegos artificiales se suceden desde las 23 horas hasta minutos antes de la medianoche. En ese momento, cesa la actividad pirotécnica, las luces de la ciudad se apagan y los ilicitanos aguardan en silencio el momento más importante de la noche.

Mientras suena de fondo el fragmento más significativo del Misteri d´Elx, «el Gloria Patri», en medio de la oscuridad se alza la palmera de la Virgen, una gran palmera de luz blanca que se lanza desde la Basílica de Santa María, y que ilumina por completo, durante unos segundos, todo el cielo de la ciudad.

Tras el momento mágico, vuelven a encenderse las luces y se puede ver en la torre de la Basílica una pequeña «virgen de fuego» mientras se escucha la famosa habanera«Aromas ilicitanos» y todos los ciudadanos la cantan desde sus terrazas y balcones.

Para concluir, es tradicional finalizar la celebración comiéndose la sandía. Algunos aún continuarán tirando cohetes hasta altas horas de la madrugada, y otros, los más atrevidos, se sumarán a la tradicional guerra de carretillas en un lugar especialmente acotado para ello, sólo apto para verdaderos apasionados del fuego.

Moros y Cristianos

La Vila Joiosa

A finales del mes de julio se celebran las fiestas de Moros y Cristianos de La Vila Joiosa en honor a Santa Marta, declaradas de Interés Turístico Internacional. El acto cumbre es elDesembarco Moro que tiene lugar en la madrugada del día 28 de julio y consiste en un combate naval entre las embarcaciones Moras y Cristianas, tras el que los moros se arrojan al agua y nadan hasta llegar a la orilla para la conquista del castillo, mientras se escucha la música y los incesantes disparos de los trabucos.

El Campello

Del 11 al 15 de octubre tienen lugar las Fiestas Mayores, los Moros y Cristianos. En esta localidad, El Desembarco Moro vuelve a tener especial relevancia, pero en este caso concreto lo hace en la playa del Carrerlamar, y junto a la embajada frente a la Torre de la Illeta, en la madrugada del día 12, dan comienzo a las fiestas más espectaculares.

Cabe destacar los «alardos» y embajadas frente al castillo, y especialmente los coloridos desfiles que llenan las calles del municipio de música y luz. El día 15 se suceden los actos religiosos en honor a Santa Teresa y la Virgen de los Desamparados, para finalizar con el magnífico castillo de fuegos artificiales.

 

Orihuela

Los Moros y Cristianos de Orihuela se celebran del 9 al 17 de julio, y en ellos destaca la fiesta de la Reconquista, en la que se conmemora la entrada de las tropas cristianas en el siglo XIII, y su triunfo sobre los sarracenos.

En este festejo no faltan los desfiles de las comparsas de Moros y Cristianos, que llenan la ciudad de colorido, vistosidad, alegría y música. El día grande de la fiesta es el 17 de julio, con la procesión de las santas Justa y Rufina, patronas de la localidad, y el pasacalles con la Gloriosa Enseña del Oriol, que es la bandera (senyera) de Orihuela.

Guardamar del Segura

En la segunda quincena de julio (14-25 de julio) y en honor de Sant Jaume se celebran las fiestas de Moros y Cristianos de Guardamar del Segura, de gran arraigo popular. La fiesta se inicia con la representación de L´Encantà, que rememora viejas leyendas junto al río Segura de este enclave mediterráneo.

En los días siguientes las comparsas moras y cristianas desfilan con sus tropas y asaltan el castillo entre el estruendo y el olor de la pólvora.

Desembarco, desfiles, música, fuegos artificiales, procesión y fiesta nocturna en los cuarteles y kábilas son los componentes de esta magnífica fiesta.

Fiestas de verano en Calp

En Calp, los marineros celebran una gran fiesta en honor a su patrona, la Virgen del Carmen, siendo la Cofradía de Pescadores quien programa los diversos actos. Se celebra desde el año 1940 y tiene lugar el 16 de julio.

Por otro lado, del 1 al 12 de agosto se celebra la Fiesta en honor a la Virgen de las Nieves, patrona de Calp, y está organizada por la Comisión de Fiestas y protagonizada por la Reina y cortes de honor de cuatro generaciones: infantil, juvenil, adultos. De la misma forma que la anterior, ésta también nació en el año 1940.

La Torre de les Maçanes: La Banyà

La pequeña población de La Torre de les Maçanes cuenta con otro multitudinario festejo que se celebra cada 15 de agosto y que tiene al agua como protagonista. La Banyà es una de las celebraciones más divertidas de la Costa Blanca y reúne a una multitud de personas con ganas de jolgorio y, sobre todo, de refrescarse.

Y es que, esta fiesta consiste en una gran batalla de agua en la que se utilizan cubos, mangueras, pistolas de agua y hasta grandes contenedores.

La tradición es que los asistentes vayan disfrazados, pero en pleno mes de agosto muchos optan directamente por llevar el bañador.

 

Fuente: DiarioInformación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: