Desde ayer se prevén lluviás en cualquier momento en la provincia y dejar cantidades en torno a los 20/30 litros por metro cuadrado, pero la previsión es que el grueso de la gota fríallegue el sábado, producto de la unión de dos borrascas, una que evoluciona desde el Mediterráneo y otra desde el Atlántico.

Esta situación dará lugar aprecipitaciones fuertes y persistentes, con tormentas y acumulaciones que podrán superar los 100 litros en 24 horas en Castellón y, dependiendo del día, se focalizarán en diferentes zonas del área mediterránea peninsular y de Baleares. La situación ha variado en las últimas horas y tanto Aemet como el Laboratorio de Climatología de la UA coinciden en que la gota fría tuvo mayor intensidad ayer en Valencia y Castellón.

Los mapas climáticos detallan, según explicó ayer Jorge Olcina, director del Laboratorio de Climatología de laUniversidad de Alicante, que «se ha formado una gota fría en el Golfo de Cádiz que se desplaza con rapidez hacia el noreste de España, por lo que todo indica que las lluvias más fuertes caerán en Castellón. No obstante, hablamos de una situación meteorológica que puede cambiar con mucha rapidez, por lo que toda prevenciónes poca ya que podría caer una tormenta en cualquier momento».

Lo cierto es que desde principios de semana los climatólogos están alertando de que la situación reúne todos los parámetros para que desde ayer caigan lluvias fuertes sobre la provincia. Una bolsa de aire helado en altura, la temperatura del mar todavía en los 24 grados y soplan vientos de levante muy húmedos. Un cóctel perfecto que contrasta con los 29 de grados de temperatura máxima que se disfrutaron el miércoles en Orihuela o 25 en Alicante y Benidorm, municipios donde se llenaron las playas. Donde ya empezó a llover antes de ayer fue en la Marina Alta.

Fuente: Diarioinformación