Me dispongo a redactar unas palabras a propósito de las declaraciones publicadas en el diario inglés ´The Guardian´, en el cual, el ministro de Consumo Alberto Garzón pedía a los españoles que cambiaran sus hábitos alimenticios reduciendo el consumo de carne ya que las granjas españolas exportan “carne de mala calidad” procedentes de animales maltratados.

Estas no son las únicas declaraciones públicas inaceptables que hace el inculto ministro Garzón atacando a sectores tan estratégicos de nuestra economía. El pasado 7 de julio de 2021 instaba a los españoles a comer menos carne por las supuestas altas emisiones de gases de efecto invernadero que emite la industria ganadera. Unas recomendaciones que el propio ministro no sigue al pie de la letra, al menos en el pasado. Para su boda en el año 2017, optó por un menú para los más de 270 invitados en el que se sirvió solomillo de ternera a la brasa; entonces, el ahora ministro de Consumo y su pareja no repararon en lo perjudicial que era comer carne.

Me pregunto cómo se puede ser tan irresponsable, torpe, inculto y antiespañol para hacer ese tipo de declaraciones; pues parecen más bien vertidas a conciencia por un ministro de otro país para restar credibilidad y confianza a España en un sector tan importante como el de la ganadería. La industria cárnica aglutina a más de 100.000 trabajadores y es un negocio que sobrepasa los 27.000 millones de euros, más del 22% de todo el sector alimentario español, lo que se traduce en el 2,4 % del PIB de España.

Estas afirmaciones realizadas por el Sr. Garzón sobre el consumo de carne coinciden plenamente con los postulados de la Agenda 2030 en materia de gestión de alimentación, sostenibilidad y transición ecológica. En VOX defendemos la industria agroalimentaria, cuyos productores son el motor económico de muchos municipios, por lo que trataremos siempre de frenar la estigmatización de alimentos que únicamente responde a motivos ideológicos. Torrent cuenta con importantes empresas cárnicas de ámbito local e internacional y no podemos permitir que declaraciones tan nefastas como las vertidas por el ministro Garzón devalúen nuestra industria agroalimentaria.

Salvador Benlloch Pascual

Portavoz Grupo Municipal Vox Torrent