Finca Flores Amarillas B&B, Extremadura EL CAMINO AMARILLO

No, no hay un tren directo de Salamanca a Extremadura. Sin embargo, hay servicios que salen de Salamanca y llegan a Badajoz vía Madrid-Chamartín. El viaje, incluyendo los traslados, dura aproximadamente 8h 8m.

ALSA opera un autobús de Salamanca a Badajoz 3 veces al día. Los billetes cuestan 24€ – 35€ y el trayecto dura 4h 45m. También se puede tomar un tren de Salamanca a Badajoz vía Madrid-Chamartín en unas 8h 8m.

El excelente y extenso sistema ferroviario español conecta ciudades de toda España y de los países vecinos. Los trenes AVE de Renfe pueden alcanzar velocidades de hasta 350 km/h, lo que hace que los viajes entre las principales ciudades sean muy eficientes. Todos los trenes de media y larga distancia requieren una reserva de asiento; la venta de billetes para estos trenes suele abrirse entre 30 y 60 días antes del viaje. La mayoría de los trenes de Renfe tienen dos clases: Turista (2ª clase) y Preferente (1ª clase), aunque algunos trenes AVE ofrecen Turista Plus. Hay WiFi gratuito para los pasajeros de Preferente y para los que tienen la tarjeta de fidelidad +Renfe.

Monumento Natural de los Barruecos ( España, Extremadura, 4K)

Hoy en día, una ciudad moderna se levanta donde una vez caminaron los romanos, arquitectónicamente poco notable, excepto por el hecho muy notable de que las ruinas romanas están por todas partes. Un puente se extiende sobre el río Guadiana, sus 60 arcos de piedra prístinos lo convierten en el puente romano más largo de la península.

Cada mes de julio, acoge el festival internacional de teatro clásico con representaciones nocturnas en el Teatro Romano. Junto a él se encuentra el Anfiteatro Romano, que afortunadamente ya no alberga los espectáculos de gladiadores de la antigua Roma, pero que no deja de ser un espacio impresionante.

La ciudad también alberga un espectacular museo, repleto de los tesoros descubiertos a medida que la ciudad se desarrollaba, desde una cabeza de Augusto descubierta en las reformas de una farmacia local hasta mosaicos encontrados entre las paredes de una fábrica de jamones.

Patrimonio de la Humanidad de la Unesco y una de las ciudades medievales amuralladas mejor conservadas de España, es desde hace tiempo un destino para los amantes de la gastronomía, gracias en parte al restaurante Atrio, con dos estrellas Michelin.

La dehesa de la región -sus colinas de encinas- es el hogar de los cerdos ibéricos, que engordan a base de bellotas. De ahí que se produzcan algunos de los mejores jamones, pero también se puede encontrar jamón de Montanchez y embutidos de patatera, así como otras delicias de charcutería y cortes de cerdo aromatizados con el pimentón local.

Abuelos en vivo – Jackabella – Artista infantil

Situada junto al Alcázar Templario, la iglesia de Santa María de la Encarnación es la más antigua de Jerez. En el casco urbano, San Miguel Arcángel destaca por su interior de rica decoración barroca, con retablos y altares deslumbrantes. Situada en la parte más alta de la ciudad, se encuentra la Iglesia de San Bartolomé, dedicada al patrón de Jerez de los Caballeros y situada extramuros en la zona conocida popularmente como “Barrio Bajo”, fue construida sobre un templo de origen medieval. Iglesia de Santa Catalina.

No podemos dejar de visitar su Alcazaba árabe, donde se encuentra la popularmente conocida “Torre Sangrienta”, rodear su muralla con un perímetro que abarca 1.500m, todas sus ermitas, capillas, conventos, palacios y disfrutar de las vistas desde cualquier punto de la ciudad.

Jerez de los Caballeros cuenta con un entorno natural muy rico y con grandes valores ornitológicos, tiene una de las mayores zonas de dehesa del mundo, por lo que es conocida como “la cuna del cerdo ibérico”.

En el embalse de Valuengo, en el de Brovales y en la Charca de la Albuera, se pueden ver importantes concentraciones de aves acuáticas, como cigüeñas blancas y negras, grullas, águilas… y muchas otras especies.

Una guía de Zafra, España. De un gran error a una agradable

Personal súper amable y profesional. Limpieza brillante en todo el hotel. Habitación grande y cómoda, cama estupenda, ducha y toallas excelentes. Gran desayuno y una excelente elección. Definitivamente recomendamos este hotel.

La propiedad se encuentra en una hermosa mansión restaurada de la década de 1540 situada en una ventosa calle empedrada en el extremo superior del Viejo Trujillo. Llegamos a la ciudad después del atardecer y nos perdimos bastante porque nuestro GPS moderno no podía navegar en las sinuosas calles de piedra del siglo XVI. Pero el dueño del hotel nos llamó al no tener noticias nuestras. Una vez que nos hizo entrar él mismo, se aseguró de que estuviéramos instalados en nuestra fabulosa habitación con vistas a un pintoresco patio de piedra. Se aseguró de que tuviéramos toda la información que necesitábamos para navegar por el casco antiguo, que estaba justo al otro lado de las enormes puertas de madera de la entrada, e incluso nos dio un libro de la historia de Trujillo. Definitivamente volveremos, ya que fue como hacer un viaje en el tiempo pero con todas las comodidades del siglo XXI.