Turismo en Peñíscola

Comience su visita guiada en la plaza Llotja Vella, frente a las murallas históricas renacentistas. Comience a caminar junto a su guía y descubra puertas, baluartes y los edificios más emblemáticos de la ciudad.

Contemple los coloridos flamencos y otras aves zancudas que descansan en las marismas y pasee por el río tras una breve visita guiada de introducción. Haga paradas para hacer fotos, compre arroz y miel en las pequeñas tiendas repartidas por el parque natural y haga una parada en un restaurante para tomar un refrigerio.

Disfrute de la recogida en la comodidad de su alojamiento en Valencia. Siéntese y disfrute del viaje hasta la ciudad de Morella, rodeada de antiguas murallas. Pasee por sus calles empedradas y admire el imponente castillo que domina la ciudad.

Vea el castillo que sirvió de residencia al papa Benedicto XIII. Admire la arena fina y las aguas cristalinas de las playas y el impresionante faro. Visitar el puerto pesquero que lleva más de 1000 años en funcionamiento. Ver el túnel “el bufador” que se llena de agua de mar.

Peñíscola juego de tronos

Peñíscola, a menudo llamada el “Gibraltar de Valencia”, y localmente como “La ciudad en el mar”,[2] es un puerto marítimo fortificado, con un faro, construido en un promontorio rocoso de unos 220 pies (67 m) de altura, y unido a tierra firme sólo por una estrecha franja de tierra (tómbolo). Peníscola es una evolución local del latín península. La historia del lugar se remonta a los íberos. Más tarde, la ciudad pasó a ser fenicia, con el nombre de Tyreche, y luego griega, con el nombre de Chersonesos (que significa “península”). A continuación, fue capturada por los cartagineses bajo el mando de Hamílcar Barca; la leyenda cuenta que fue aquí donde hizo jurar a su hijo Aníbal que nunca sería amigo de Roma[3].

El actual castillo fue construido por los templarios entre 1294 y 1307[4]. En el siglo XIV fue guarnecido por los caballeros de Montesa, y en 1420 revirtió a la Corona de Aragón. De 1415 a 1423 fue la residencia del papa cismático de Aviñón Benedicto XIII (Pedro de Luna), cuyo nombre se conmemora en el Castell del Papa Luna, nombre del castillo medieval, y en el Bufador del Papa Luna, una curiosa caverna con una entrada hacia tierra por la que el agua del mar se escapa en nubes de spray.

Cosas que hacer en Valencia

En el norte de la provincia de Castellón, los turistas pueden visitar un pequeño pueblo llamado Peñíscola. Se trata de un acogedor pueblo costero español con un agradable aroma a naranjos. Hoy en día, Peñíscola ha ido evolucionando con éxito hasta convertirse en un destino turístico que atrae a un número cada vez mayor de turistas extranjeros. La mayoría de los platos con marisco fueron inventados por los pescadores locales. Todos los huéspedes de esta ciudad española intentan probar las delicias locales. Peñíscola puede ofrecer un agradable recreo en la playa municipal o la exploración de los antiguos monumentos de la región.

La historia de la ciudad española comenzó hace muchos siglos. Las excavaciones arqueológicas realizadas en la península demostraron que la gente ya vivía en esta zona en el siglo VII antes de Cristo. El pueblo ibérico fue el primer poblador de la zona. En aquella época, la gente sobrevivía sobre todo gracias al comercio con los fenicios. La península, donde se encuentra Peñíscola, siempre atrajo a diferentes fuerzas debido a su ubicación estratégica. Debido a esta peculiaridad, la ciudad cambiaba de gobernantes con bastante frecuencia. Los cartagineses fueron los primeros gobernantes del asentamiento. Más tarde, los romanos los sustituyeron, pero su reinado tampoco duró mucho. Los bizantinos capturaron el territorio.

Playas de Peñíscola

Peñíscola, la pintoresca ciudad costera de España, está situada en la Costa del Azahar y es un lugar destacado de la región de Valencia. En una visita puede esperar, además de las largas y hermosas playas, muchas cosas maravillosas que hacer y atracciones. El corazón de Peñíscola es el encantador casco antiguo y el magnífico castillo, que es el punto de referencia de Peñíscola. Durante un paseo por la hermosa ciudad costera, las típicas casas blancas, los numerosos detalles azules y la magnífica vista del mar turquesa encantan. Pero también los amantes de la naturaleza sacarán partido a su dinero en Peñíscola y tienen garantizado encontrar su paraíso personal en el cercano Parque Natural de la Serra d’Irta.

En esta guía de viaje, le damos todos los consejos e información importantes sobre Peñíscola en España. Además, le mostramos magníficas fotografías, le revelamos las playas y atracciones más bellas y dónde encontrar los mejores lugares para alojarse.

Peñíscola se encuentra en la Costa del Azahar, de unos 200 kilómetros de longitud, en la Comunidad Valenciana, y es un destino de playa muy popular en España. El complejo tiene una población de unos 8.000 habitantes, y los meses de verano, como julio y agosto, son los más concurridos, con 150.000 visitantes. Una visita en temporada baja es especialmente recomendable, porque entonces el complejo muestra su lado más bello, se disfruta de mucha paz y de un ambiente extremadamente pintoresco. Con unos 300 días de sol al año, Peñíscola está considerada como uno de los lugares más soleados de la costa española. Es perfecta para los que quieren combinar sol, playa y mar, con visitas y actividades.