Calatayud, España

Calatayud (pronunciación en español: [kalataˈʝuð]; 20.658 habitantes en 2014) es un municipio de la provincia de Zaragoza, en Aragón, España, situado a orillas del río Jalón, en plena sierra del Sistema Ibérico. Es la segunda ciudad más grande de la provincia después de la capital, Zaragoza, y la más grande de Aragón aparte de las tres capitales de provincia. Es la sede de la comarca de Calatayud. Su población ha disminuido en la última década debido a la emigración[2].

El lema de la ciudad es Muy noble, leal, siempre augusta y fidelísima ciudad de Calatayud[3] Las primeras elecciones democráticas tras el régimen del general Franco se convocaron para el 15 de junio de 1977. En Calatayud se celebraron un día antes que en el resto de España, para preparar la visita del Rey Juan Carlos I.

La ciudad fue fundada en el emplazamiento de un asentamiento celta-ibérico[5] por los romanos con el nombre de Augusta Bilbilis y fue el lugar de nacimiento del poeta Marcial en el año 40 d.C.[6] El emplazamiento de las ruinas de Augusta Bilbilis se encuentra a unos cuatro kilómetros al norte de la moderna ciudad de Calatayud[7] La ciudad moderna fue fundada por los árabes en torno al castillo de Ayyub, hacia el año 716 d.C.[8].

Calatayud barcelona

Calatayud, tradicional encrucijada de caminos, es una importante ciudad del suroeste de Aragón cuyo pasado se remonta a la época romana. En su centro histórico se conservan algunos de los mejores ejemplos de arquitectura mudéjar de Aragón.

La ciudad reúne innumerables casas aristocráticas y palacios renacentistas. En la Plaza Mayor se encuentra el Ayuntamiento y la Posada del Dolorés, establecimiento que hace referencia a una legendaria mujer que ha inspirado famosas canciones de copla.

Pero, sin duda, uno de los mayores atractivos de la ciudad es que alberga en su centro histórico uno de los mejores conjuntos arquitectónicos mudéjares de Aragón. Dentro de éste, destaca la Colegiata de Santa María, declarada Monumento Nacional. Construida en el siglo XIV, en ella se puede apreciar la diversidad de estilos, que van del gótico-mudéjar al barroco, pasando por el renacimiento. Las partes más antiguas del edificio corresponden al claustro -mudéjar de planta rectangular- y al ábside, con arcos apuntados en la parte inferior y semicirculares en la superior. La torre octogonal fue construida durante los siglos XV y XVI, basando su estructura en un alminar árabe. En el exterior, está decorada con ladrillos que trazan motivos geométricos y está rematada con un chapitel barroco del siglo XVIII.

Región vinícola de Calatayud

Tras la reconquista cristiana en 1120, la ciudad cristiana se fortalece y poco después, siguiendo el armonioso diseño urbano musulmán, se inicia la construcción de un gran número de edificios civiles y religiosos realizados principalmente en estilo mudéjar, conservando el inconfundible sabor musulmán y judío en zonas como la Morería y la Judería.

El innegable carácter defensivo de la ciudad sólo tiene parangón con su impresionante patrimonio mudéjar, un estilo que se hizo muy popular en la primera mitad del siglo XIV y del que destaca la colegiata de Santa María, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2001.

La colegiata de Santa María la Mayor combina elementos mudéjares, renacentistas y barrocos como resultado de su dilatada historia, que se remonta a la época de la conquista de la ciudad por Alfonso I. Según las investigaciones realizadas por el profesor Gonzalo M. Borrás Gualis, el conjunto formado por el claustro, el ábside y el cuerpo inferior del campanario representan los monumentos más antiguos de la actual colegiata. Construidos todos en la misma época, de 1402 a 1412, están vinculados al mecenazgo del Papa Benedicto XIII, conocido como Papa Luna, y a la maestría del maestro de obras Mahoma Rami.    La torre, construida en varias fases entre principios del siglo XV y el siglo XVIII, es la más alta que existe actualmente en Aragón, con más de 70 metros de altura.

Vino de Calatayud

Nuestro anfitrión, Jaime, fue muy acogedor y encantador, un verdadero placer después de nuestro largo viaje en coche y nuestra llegada tardía. Incluso se dio cuenta de que era mi cumpleaños y nos invitó a unos deliciosos postres en su patio ajardinado. Una joya escondida en la parte antigua de la ciudad.

Bonito y confortable, el personal es muy amable y el Coffee point es todo un detallazo. Si eres como yo que pasas todo el dia fuera y buscas un sitio limpio y comodo para la noche es más que adecuado.

Situado en Calatayud, el hotel FONDUQ HOSPEDERIA EL PILAR ofrece alojamiento de 2 estrellas con bar. Este hotel de 2 estrellas dispone de un restaurante y de habitaciones con aire acondicionado y WiFi gratuita, todas ellas con baño privado. El hotel cuenta con habitaciones familiares.