Las auténticas Cerezas Picota proceden del Valle del Jerte

El centro de Plasencia es Patrimonio Cultural gracias a la riqueza de edificios religiosos y civiles como palacios e iglesias. Desde la Plaza Mayor comencé a descubrir una ciudad cuyo nombre evoca un sentimiento de placer.

La sangre vital de Plasencia fluye a través de la Plaza Mayor porticada. Nada menos que diez calles confluyen en la plaza, que alberga un mercado agrícola los martes, que se remonta al siglo XII, bares y restaurantes. Si levanta la vista hacia el ayuntamiento gótico cuando el reloj marque la hora, verá un tipo de aspecto interesante. Es una réplica de los años 70 de El Abuelo Mayorga, el símbolo no oficial de la ciudad.

Las obras de la antigua catedral comenzaron justo después de la fundación de la ciudad, pero continuaron hasta el siglo XIV. Los pies de la catedral muestran la fachada de estilo tardorromano, mientras que la sala capitular está coronada por un chapitel de azulejos bizantinos, y hay un claustro cisterciense-gótico.

En plena época del Renacimiento, la diócesis estaba en la iglesia de la ciudad y se comenzó a construir una nueva catedral. Sin embargo, en lugar de demoler la antigua, se empezaron a sustituir partes de la vieja por otras nuevas. El proyecto nunca se completó, por lo que la catedral tiene un efecto de retazos.

Cerezos en flor en el Valle del Jerte, España

El Valle del Jerte es una comarca del norte de Extremadura compuesta por once municipios. Situado entre la Sierra de Tormantos y Traslasierra y la Sierra de Béjar, el valle recibe el nombre del río que lo recorre, el Jerte.

Si lo que busca es naturaleza y relajarse, el Valle del Jerte ofrece una gran variedad de flora y vegetación. Pero sin duda la estrella es la cereza. El Valle del Jerte alcanza una gran belleza en primavera cuando se pueden ver todos los cerezos en flor, creando una imagen que difícilmente se puede olvidar, un gran manto blanco viste el valle. Pero recuerde que la naturaleza no tiene tiempo ni fecha exacta, pero la mejor época suele ser a finales de marzo y principios de abril, cuando la floración está en su máximo esplendor. El valle celebra esta explosión blanca con una fiesta de interés nacional: la Fiesta del Cerezo en Flor.

Jerte, fauna en el valle de las cerezas

Jerte celebra sus fiestas grandes en honor al Santísimo Cristo del Amparo el 16 de julio. La festividad de las Candelarias es el 2 de febrero. El 1 de septiembre se celebra la feria de San Gil, que es una fiesta pagana en la que los protagonistas son las típicas casetas que se instalan en la carretera y en las que se pueden degustar tapas como la morcilla gorda, las orejas adobadas, los pescados fritos, las patatas revolconas,… y todo ello regado con un ponche, y la feria del ganado. Y la gran reina de las fiestas, el Cerezo en Flor, que se celebra durante la floración de los cerezos, por lo que cada año es variable.

En la tradicional fiesta de la Candelaria, el acto más emotivo es el canto de las “Alboradas”. En la madrugada del 2 de febrero, los doce mayordomos recorren el pueblo acompañados por chicas jóvenes vestidas con trajes regionales. En cada centro de los mayordomos se comen los típicos dulces, cañas, huesos y roscas, todo ello acompañado de un buen trago de licor de “gloria”. Además, en la procesión de la Virgen, es una buena señal, para saber si el año agrícola va a ser bueno, que la vela que se lleva permanezca encendida. Los mayordomos recorren el pueblo visitando a los enfermos con una pequeña réplica de la Virgen. El antiguo y típico licor de Gloria se hace con la flor del mosto, aguardiente de uva, granos de café, manzana y hierbas del campo.

Jerte, Wildlife in the Cherry Valley – The Secrets of Nature

Of the ancestral dedication to livestock we have evidence by the multitude of shepherds’ huts scattered throughout the mountain range torniega (about a hundred are preserved), the pasture boyal and pasture areas that are currently being ploughed to take advantage with the cultivation of cherry.

Within the village we can find beautiful examples of popular architecture: alleys, solanas, traditional granite houses sometimes built directly on “lancheras”, buildings using stone and adobe, fountains, … corners that are found throughout the village mixed with newly constructed buildings.

The town of El Torno has its own town hall and also has stores, bars, restaurants, post office, doctor’s office, cab, cultural center-library, bank branch,… in general all the necessary services for a short or long stay.