Las primeras fiestas del año de Moros y Cristianos son en Sax

Del 1 al 5 de febrero se están celebrando las Fiestas de Moros y Cristianos en honor a San Blas. Cinco días en el que el pueblo de Sax vive de lleno estas fiestas patronales a ritmo de pasodoble y olor a pólvora.Fiestas que comenzaron en 1627, cuando los sajeños prometieron en votos solemnes celebrar la festividad del día de San Blas, patrón de Sax, para dar muestras de su devoción. Desde entonces, los Moros y Cristianos en honor de San Blas, rememorando la reconquista de Sax por las tropas de Jaime I en 1239, se han convertido en las fiestas más importantes y conocidas de la localidad.Uno de los aspectos que más destaca durante su celebración es la masiva participación de la sociedad local en cada una de las 8 comparsas festeras existentes.Divididas en dos bandos (el moro y el cristiano), la formación de comparsas se fue sucediendo desde finales del XIX, tras la aparición de las de Moros y Cristianos, las más antiguas y las que dan nombre a las fiestas. La más joven, los Caballeros de Cardona, se creó en 1989, uniéndose a las comparsas de Marruecos, Garibaldinos, Turcos, Alagoneses y Arabes emiratos.Además, estas fiestas patronales fueron declaradas de interés turístico provincial por la Generalitat Valenciana en el año 2013.Aún estáis a tiempo, ¡no os las podéis perder!

La Historia/Evolución del Aeropuerto de Alicante-Elche

El aeropuerto internacional de Alicante-Elche ha pasado de ser un pequeño recinto usado como escala para el transporte de correo postal entre Francia y sus colonias en África al quinto aeródromo de España en pasajeros, con más de 13,7 millones en 2017 a 110 destinos, principalmente europeos.

Nuestro aeropuerto no ha parado de crecer en su medio siglo de historia, y los 13,7 millones de pasajeros del pasado año (el 11,1 por ciento más) le permitió por primera vez adelantar a Gran Canaria para situarse solo por detrás del Adolfo Suárez-Madrid Barajas, Barcelona-El Prat, Palma de Mallorca y Málaga-Costa del Sol en volumen de viajeros.

Eminentemente internacional, solo el 10% de las conexiones son nacionales mientras que, por el contrario, cuatro de cada diez son a aeropuertos del Reino Unido, el principal punto de origen y destino desde la Costa Blanca alicantina.

Los antecedentes del aeropuerto alicantino, que se encuentra situado en la pedanía ilicitana de El Altet, comenzaron hace prácticamente un siglo, en 1919, cuando las ‘Lignes Aeriennes Latécoère’francesas utilizaban su suelo como escala para el envío postal desde la metrópoli gala y sus antiguos territorios en el norte de África.

Años después de dejar de tener este uso, en 1964 se compraron los terrenos que ahora ocupa para construir una pista de vuelo de 2.700 metros de longitud, acompañada de una calle de rodadura y un entonces novedoso sistema de aterrizaje instrumental.

Tres años después, se abrió al tráfico nacional e internacional de pasajeros y mercancías, lo que supuso el fin del antiguo aeródromo situado en el barrio alicantino de Rabasa.

El 4 de mayo de 1967 se hizo historia con el aterrizaje del primer avión en el nuevo aeropuerto, un Convair Metropolitan de la compañía Aviaco pilotado por José Ramón Sáenz de Santamaría, mientras que Iberia se incorporó al tráfico en noviembre de 1969 con las rutas a las dos principales ciudades del país, Madrid y Barcelona.

En muy poco tiempo, el número de pasajeros se elevó hasta rozar el millón de pasajeros en 1970, lo que obligó a construir una nueva terminal cuya primera fase fue estrenada en junio de 1972.

Desde ese momento y por tres años, la terminal se usó solo para vuelos internacionales, mientras que la segunda fase se terminó en 1974 y se incorporó al tráfico nacional en marzo de 1975.

El aumento sostenido de los tráficos permitió alcanzar los dos millones de pasajeros en 1978, hecho que volvió a empujar a una reforma de la terminal y a ampliar la zona de aparcamiento de aviones a 60.000 metros cuadrados, así como alargar la pista a 3.000 metros.

Viajar en avión se hizo cada vez más popular y, aunque en la década de 1980 los crecimientos fueron ligeros, a partir de 1990 el incremento de pasajeros se disparó.

Esto hizo que en 1996 se produjera una nueva y profunda rehabilitación para posibilitar la atención de hasta 9 millones de viajeros, con modernas instalaciones que incluyeron cinco pasarelas telescópicas, un edificio de oficinas para las compañías aéreas y una torre de control.

Con la llegada del siglo XXI, la liberación del mercado aéreo europeo y la aparición de las líneas de bajo coste, el aeropuerto volvió a crecer para situarse entre los seis principales de España.

En 2004, Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) y el Ministerio de Fomento emprendieron el denominado ‘plan Levante’ para impulsar la mayor ampliación en su historia y crear una nueva zona de carga, que entró en servicio en 2005, y la penúltima terminal de pasajeros, que se abrió en 2007 (la T2).

No tardaron muchos años en ser necesaria una nueva ampliación y el 24 de marzo de 2011 comenzó a operar la última y más moderna terminal de viajeros (la actual), con capacidad para 20 millones de pasajeros al año, una apertura que estuvo acompañada de un moderno edificio para aparcamiento, una central eléctrica y nuevos accesos viarios.

Con las nuevas instalaciones y ya en los años de recuperación económica, nuestro destino ha seguido ganando peso año tras año desde los 10 millones de usuarios en 2014 hasta los 13,7 del pasado ejercicio, con un total de 95.000 operaciones hacia 110 aeropuertos.

El 80% de los pasajeros proceden o se dirigen a otros destinos europeos, y el resto a distintos puntos de España, principalmente, aunque también hay conexiones regulares a las ciudades argelinas de Argel y Orán.

CRONOLOGÍA

  • 1964 (noviembre) – Se adquieren los terrenos en las inmediaciones de El Altet para el futuro aeropuerto.
  • 1965 – Empiezan las obras de la pista de vuelo de 2.700 metros.
  • 1967 (4 de mayo) – Aterriza el primer avión, un Convair Metropolitan de Aviaco pilotado por José Ramón Sáenz de Santamaría, lo que abre el tráfico nacional e internacional de pasajeros y mercancías.
  • 1969 (noviembre) – Iberia se incorpora al aeropuerto con las líneas Alicante-Madrid y Alicante-Barcelona.
  • 1970 – El número de pasajeros se acerca al millón.
  • 1972 (junio)- Inauguración de una nueva terminal de pasajeros.
  • 1975 – Se concluye la segunda fase de la terminal.
  • 1978 – Se alcanzan los dos millones de pasajeros.
  • 1978 – Reforma de la terminal de pasajeros, ampliación a 60.000 metros cuadrados de la zona de estacionamiento de aviones y de la pista a 3.000 metros.
  • 1996 – Profunda reforma para albergar una capacidad de 9 millones de pasajeros, con cinco pasarelas telescópicas.
  • 2004 – Se inicia el Plan Levante para la duplicar la capacidad de las instalaciones.
  • 2005 – Nueva terminal de carga.
  • 2007 – Nueva terminal de pasajeros.
  • 2011 (24 de marzo) – Empieza a dar servicio la nueva y actual terminal, con capacidad para 20 millones de pasajeros al año.
  • 2017 – Se superan los 13,7 millones de pasajeros y las 95.000 operaciones.

 

Fuente: Elmundo

La historia de la Calle San Francisco

La calle San Francisco, ya conocida como “calle de las setas”, se ha convertido en una visita obligada para los turistas que nos visitan día a día.

Esta calle está situada en el centro tradicional de la ciudad de Alicante y es conocida por su decoración con setas a modo de árboles, convirtiendo la calle en un lugar que parece sacado de un mundo de fantasía.

La imagen tan novedosa de la calle San Francisco está llena de historia. La instalación de estas setas surgió a finales del año 2013 como una iniciativa del ayuntamiento de Alicante para conseguir dar vida y levantar los negocios de la ciudad y de la zona que habían empezado a decaer al haberse quedado anticuada y con pocos negocios.

Actualmente la calle San Francisco cuenta con más de 50 negocios entre restaurantes y comercios de todo tipo.

Esta calle, por su peculiaridad, ha sido noticia en multitud de periódicos en Europa. El diseño de las figuras de las setas son obra del artista foguerer Sergio Martinez, y costó aproximadamente 66.000 euros.

La actual “calle de las setas” se ha convertido en una imagen típica de Alicante, un lugar que no debes dejar de visitar si vienes a Alicante y la calle ideal para hacerse un “selfie” junto a alguna de las divertidas figuras.

Tres lugares imprescindibles de Alicante

Tabarca, la única isla habitada de la Comunitat.

La pequeña isla de Tabarca es un auténtico paraíso de aguas cristalinas en la provincia de Alicante. En ella se han recuperado materiales de la época romana, que evidencian que ya entonces debió estar poblada, y actualmente se trata de la única isla habitada de la Comunidad Valenciana. Se encuentra a unos 22 kilómetros de Alicante y tan solo a 8 km de Santa Pola. Sin duda, la perla de la Costa Blanca es digna de visitar.

Cómo llegar:

El trayecto en barco a la Isla de Tabarca se puede hacer todos los días desde diferentes puntos de la Costa Blanca: Alicante, Santa Pola, Guardamar, Torrevieja y Benidorm, pero el más corto es desde Santa Pola.

Isla-de-Tabarca-Vista-area
Un enclave para sentir la naturaleza en Alcoy
Caminando por la Font Roja se recorren paisajes de gran belleza y valor ambiental, pudiendo contemplar bosques de umbría mediterráneos, árboles monumentales, fauna y flora en estado puro y unas increíbles vistas. Un parque natural donde todavía se pueden observar las huellas de actividades que el hombre desarrolló aprovechando los recursos naturales: las carboneras, los antiguos hornos de cal, las Masías…Se trata de una zona protegida con un santuario y un área recreativa de picnic para disfrutar de un día de paz.

Cómo llegar: 
Saliendo desde Alcoy, tomar la Ctra. Font Roja y continuar recto hasta CV-797. Permanecer por CV-797 unos 8 km hasta llegar al Parque Natural.
Horario: de 09:00h a 14:00h
Santuario-de-la-Font-Roja
Caminando sobre el Mediterráneo en Santa Pola
Ubicado junto al faro, el mirador del Cabo de Santa Pola es uno de los balcones naturales más impresionantes para asomarse al Mediterráneo. Con una estructura metálica de 70 metros de longitud que recorre la bahía en forma de serpiente y que desemboca en una pasarela que da al vacío.
Este mirador posee una inigualable panorámica de toda la Costa Blanca y la visión más cercana de Tabarca. Con el mar a nuestros pies, parece que de un salto podemos alcanzar la isla…

Cómo llegar: 

En coche, desde Alicante y por la N-332 dirección a Santa Pola, poco antes de llegar a la localidad hay un camino a la izquierda «Camino del Cabo». Pocos metros más adelante, se puede aparcar el coche fácilmente junto al faro e ir caminando.
RAS ARQUITECTOS

35 cosas Típicas que todo Alicantino debe hacer y visitar en su vida.

  1. Subir al Castillo de Santa Bárbara.
  2. Bañarse en las playas: Playa de San Juan, calas del Cabo de la Huerta, playa de la Almadraba, playa La Albufereta, playa del Postiguet, playa de Saladares-Urbanova, Isla de Tabarca, y playa Aguamarga.
  3. Ver la Cara del Moro en la montaña del Castillo de Santa Bárbara.
  4. Visitar los museos más emblemáticos: MACA, Volvo Ocean Race, MARQ, MUBAG,MUSA. Museo de Hogueras, Yacimiento arqueológico Lucentum…
  5. Conocer las plazas famosas de la ciudad: Plaza de Gabriel Miró, Portal de Elche, Plaza de Los Luceros, Plaza de la Santísima Faz.
  6. Ver una obra en el Teatro Principal de Alicante.
  7. Cantar “La Manta al Coll”.
  8. Ir de compras a Maisonnave.
  9. Asistir a algún concierto de los domingos por la mañana en La Concha de la Explanada.
  10. Ir a un concierto en el ADDA (Auditorio de la Diputación de Alicante).
  11. Ir de Tardeo por el casco antiguo y la calle Castaños.
  12. Dar una vuelta por el Puerto.
  13. Salir de fiesta por el barrio y hacer la ruta de la madera.
  14. Dar una vuelta por el Mercadillo de Los Hippies de La Explanada.
  15. Visitar las Hogueras de todos los barrios.
  16. Que te mojen con agua los bomberos el día de la Cremà.
  17. Asistir a los concursos de fuegos artificiales desde la playa del Postiguet, del 25 al 29 de junio.
  18. Ir a las mascletàs diurnas y nocturnas que se celebran en el período de fiestas.
  19. Disfrutar de estupendos paseos por el Parque de Canalejas, Parque la Ereta, el Monte Benacantil, Monte Tossal, Serra Grossa, Parque El Palmeral…
  20. Encender una hoguera en la playa en la noche del 23 de junio.
  21. Hacer la Romería al Monasterio de La Santa Faz.
  22. Ir de tapas y montaditos por el Barrio.
  23. Comer postres típicos alicantinos: Turrón de Alicante, Turrón de Jijona, rollitos de anís, coca boba, frutos secos garrapiñados…
  24. Ir a los mercadillos que se montan los jueves y sábados en los barrios de Teulada, el Plá y Babel.
  25. Ver el primer escalón del Ayuntamiento de Alicante, ahí se encuentra la Cota Cero sobre el nivel del mar para España.
  26. Ver el Castillo de San Fernando.
  27. Ver el edificio Carbonell de la Explanada.
  28. Comprar en el Mercado Central de la avenida de Alfonso el Sabio.
  29. Ir a algún evento al Teatro Arniches.
  30. Comer Pericana y Capellán.
  31. Visitar el Barrio Santa Cruz, sus fiestas de las Flores en Mayo, La procesión del Miércoles Santo y disfrutar de sus miradores y vistas al puerto.
  32. Pasar por la “Calle de las Setas”, Calle San Francisco.
  33. Degustar vino de Alicante, Marina Alta, Fondillón…
  34. Ver los Moros y Cristianos de San Blas, Altozano y San Gabriel.
  35. Comer coca de mollitas.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑