Más de 30 actividades gratuitas este año en el Clot de Galvany

El paraje natural municipal ilicitano del Clot de Galvany, ubicado junto a Arenales del Sol, acogerá este año una treintena de actividades durante 21 fines de semana, entre las que destacan una visita tematizada al patrimonio histórico-militar y un taller sobre libélulas y caballitos de mar que tendrán lugar los días 15 y 29, respectivamente, del próximo mes de septiembre, según ha explicado esta mañana el concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Elche, Antonio García, en rueda de prensa.

Las actividades se realizan durante todo el año y la participación es gratuita, aunque es necesario inscribirse antes en la web del paraje. Las actividades se difundirán en folletos por distintas dependencias municipales, en las redes sociales y en la propia página web del Clot.

“Este año repetimos algunas actividades de éxito como la del patrimonio histórico y cultural del Clot que lleva dos años haciéndose y las vinculadas con temáticas infantiles como Halloween o Navidad”, ha indicado el concejal.

Antonio García ha destacado también las actividades relacionadas con efemérides como el Día de la Educación Ambiental, el Día Internacional de la Tierra, o el Día de las Aves Migratorias. “Las actividades suelen hacerse los sábados y domingos, salvo en los meses de julio y agosto; por la mañana se realiza una visita temática y por las tardes un taller relacionado con el tema. La actividad más concurrida es la de labores voluntarias de revegetación que se hace todos los domingos de noviembre. Este año han participado en las actividades 3120 personas, sin incluir las visitas ordinarias”, ha señalado García, según se recoge en una nota de prensa del Ayuntamiento.

El concejal ha explicado que la visita tematizada del 15 de septiembre, centrada en el patrimonio histórico-militar del Clot, estará dirigida por el arqueólogo Enrique R. Gil, quien explicará al detalle la importancia y finalidad del puesto defensivo del paraje en el contexto de la defensa del frente Sur del último reducto del gobierno republicano durante la Guerra Civil. Y en cuanto al taller teórico-práctico sobre libélulas y caballitos del diablo del día 29 del mismo mes, García ha informado de que la actividad versará sobre el ciclo de vida de las libélulas, las diferencias con el caballito del diablo y curiosidades sobre estos animales.

Según recuerda Visitelche, este humedal, integrado en el conjunto de charcas de la partida ilicitana de Balsares y conectado con las dunas y pinares del Carabassí, es un excelente ejemplo de los marjales costeros que la expansión urbanística ha puesto en peligro. El Clot de Galvany sufrió una grave agresión a finales de los años setenta, cuando fue sometido a obras de drenaje y movimientos de tierra que alteraron su fisonomía. Una promotora pretendía desecar un humedal natural para crear un lago artificial.

La presión ciudadana lo salvó de la destrucción y el Ayuntamiento de Elche se hizo cargo de su recuperación y protección, catalogándolo como paraje natural municipal.

En los terrenos del Clot de Galvany existe una interesante formación de praderas dominadas por el albardín y las alcolechas, con ejemplares de juncos que sirven de orla a las comunidades de matorral típicas del saladar, que ocupan la mayor parte del terreno junto a las charcas.

Rodeando los distintos cuerpos de agua, los tarays dan paso a la vegetación palustre, dominada por el carrizo, y la acuática, con presencia de importantes praderas de ruppia y potamogeton.

Todavía son visibles las antiguas terrazas de cultivo, en las que se desarrolla un pastizal de gramíneas salpicado por ínulas y bufalaga marina, junto a ejemplares de algarrobos y olivos.

Existe alrededor de este humedal un conjunto de montes y lomas repobladas en gran parte con pino carrasco, con presencia del espinar alicantino, representante genuino de la vegetación autóctona. Entre las especies más características hay interesantes ejemplares de espino negro, lentisco, efedra y palmito.

En estas lomas, en las que todavía permanecen dos bunkers de la guerra civil, está también presente el matorral aromático típico de los montes ilicitanos, con especies tan conocidas como cantueso, tomillo, romero y lavanda. Asimismo, es posible localizar dos tipos (de los cinco descritos en la Comunidad Valenciana) de orquídeas silvestres, una muestra más de la importancia botánica de este singular humedal ilicitano.

La fauna está representada por especies amenazadas como la cerceta pardilla, el porrón pardo y la malvasía cabeciblanca, junto a otras como la garceta común y la cigüeñuela.

Es posible pasear por el Clot utilizando los diversos caminales trazados, así como contemplarlo desde los observatorios instalados en puntos estratégicos.

Cala El Portet – Moraira

La playa de El Portet es una cala preciosa, que se encuentra ubicada al abrigo del cabo d´Or en Moraira, Teulada y que como muchas otras playas de Alicante, tiene el distintivo de bandera azul. Esta es la playa que se encuentra más al norte de la costa de Moraira, y es una playa semi-urbana de unos 350 metros de extensión y 12 metros de arena, que bordea un pequeño paseo marítimo, con algunos restaurantes desde los que se puede disfrutar de unas magníficas vistas.

El Portet es una playa de aguas tranquilas y cristalinas, a través de las que se puede ver el fondo, muy luminoso y de gran belleza, compuesto por arena y rocas. Y es que lo más peculiar de esta playa es que aun siendo una playa de arena, el agua es muy transparente, al estilo de una auténtica playa del Caribe.

playa_portet_alicante

El Portet en Moraira es una de las calas más conocidas del norte de la Costa Blanca y al estar al resguardo del cabo, forma un entrante de mar, con lo que la marea no agita casi nada la tranquilidad de esta playa. Además es una playa poco profunda, con lo que se puede disfrutar un día estupendo con niños, pero eso sí, el agua está algo más fría que en playas situadas más al sur de la provincia.

Entre los contras que puede tener este bello lugar, está sin duda la masificación que sufre en meses de verano. Hay que recordar que, aunque cuenta con un aparcamiento para entre 50 y 100 vehículos, es una playa con muy poca zona de arena, así que si no madrugamos no podremos encontrar sitio.

¿Cómo llegar al Portet en Moraira?

 Desde Alicante: Acceso principal desde la AP-7 (peaje).

Tres lugares en los que refrescarte este verano en Alicante

Las Fuentes de L´algar en Callosa d´en Sarrià

Este verano no puedes dejar de visitar Les Fonts de L’Algar, un lugar imprescindible para estos meses de calor. Sus espectaculares cascadas; las numerosas fuentes manantiales que brotan de las rocas; los remansos de agua en donde se pueden tomar refrescantes baños de aguas puras y cristalinas, su riqueza ecológica y natural; la antigua presa, el imponente canal y las acequias centenarias todavía hoy en uso.

Cómo encontrarlo:
Fonts de L’Algar
Dónde: Callosa d’en Sarrià. A 15 km de Benidorm y a 3 km del centro urbano de Callosa d’en Sarrià
Web: www.lasfuentesdelalgar.com
Horario: de 09:00 h a 20:00 h
Entrada: 5 € adultos

Snorkel en unas piscifactorías romanas de El Campello

Los Baños de la Reina de El Campello es un lugar muy curioso para visitar este verano. Las balsas, delimitadas por rocas, forman una especie de «piscinas naturales» marítimas y datan del III Milenio A.C. Se considera que estas balsas fueron piscifactorías romanas, aunque su nombre proviene de una leyenda que cuenta que allí se bañaba una reina mora. Sin duda, es un lugar perfecto para practicar snorkel y conocer un fondo marino cristalino y con mucha historia.

Cómo encontrarlo:
Cala Baños de la Reina
Dónde: junto al yacimiento arqueológico de «La illeta dels Banyets», cerca del Club Náutico de El Campello
Más información: www.elcampelloturismo.com

Una playa a los pies de la montaña en Benidorm
Si no soportas pasarte horas buscando dónde clavar la sombrilla y quieres alejarte del bullicio de las grandes playas masificadas en verano, en la provincia de Alicante hay muchas alternativas que combinan «mar y tranquilidad». Un ejemplo es la cala «Tio Ximo», un lugar con mucho encanto a los pies de la Sierra Helada y rodeada de grandes acantilados. Una cala que combina finas arenas y rocas y que destaca por su entorno natural y sus aguas transparentes.

Cómo encontrarlo:
Cala Tio Ximo
Dónde: Esta cala se ubica cerca del Rincón de Loix (Benidorm), bordeando la montaña habrá que tomar una pequeña carretera con curvas durante 1 kilómetro.

 

Fuente: OcioInformación

30 Rutas Gratuitas para conocer el patrimonio Natural de L´Alcoià, El Comtat y la Vall d´Albaida

Las mancomunidades de l’Alcoià y El Comtat y la Vall d’Albaida se han unido para organizar el programa «Senderisme entre Muntanyes», el cual incluye un total de 30 rutas con las que pretenden dar a conocer su naturaleza y la cohesión territorial. Las excursiones empezarán el próximo 8 de septiembre con el recorrido «L’Edat Mitjana a l’Art Deco» en Cocentaina y se sucederán cada sábado y domingo hasta el 16 de diciembre, finalizando en Atzeneta d’Albaida.

La Mancomunidad de l’Alcoià y El Comtat, junto a la de Municipios de la Vall d’Albaida, ha organizado la programación de rutas «Senderisme entre Muntanyes», con la finalidad de mostrar el rico patrimonio natural que poseen las poblaciones que las integran, así como continuar trabajando en la cohesión del territorio.

La oferta turística empezará el próximo 8 de septiembre con Cocentaina, situada en la comarca de El Comtat, y la ruta «L’Edat Mitjana a l’Art Deco» como protagonistas. En el mismo mes le seguirán Banyeres, Alfarrasí, Benigànim, Montaverner, Beniatjar, Bèlgida y Quatretonda.

En octubre los recorridos transcurrirán por los términos municipales de La Pobla del Duc, Agullent, Fontanars dels Alforins, Otos, Alfafara, L’Orxa, Pinet y Salem; mientras que en noviembre las excursiones serán en El Ràfol de Salem, Albaida, Llutxent, El Palomar, Agres, Muro, Castelló de Rugat y Bocairent.

Diciembre será el último mes en el que se han programado rutas, las cuales transcurrirán por l’Olleria, Bellús, Montitxelvo, Aielo de Malferit, Ontinyent y Atzeneta d’Albaida.

Según lo previsto, todos los recorridos se desarrollarán los sábados y domingos y empezarán a las nueve de la mañana desde el Ayuntamiento de cada municipio, salvo en los casos en los que se especifica otro punto u horario en el folleto informativo. Las actividades son gratuitas previa inscripción a través de la web de la Vall d’Albaida, donde también se puede consultar toda la oferta.

En lo que respecta a las comarcas de l’Alcoià y El Comtat, quienes participen podrán conocer rutas como la dels Miradors de Banyeres o la de les Tombes de Alfafara, la subida a los Pialatos por el Barranc Fondo en L’Orxa y a la de les Caves de Agres, así como la ruta senderista etnobotánica de la Font del Baladre de Muro.

El programa incluye recorridos de diferente dificultad y duración. La organización recomienda llevar comida, agua, gorra, protector solar y ropa y calzado adecuado.

 

Fuente: DiarioInformación

9 Calas Secretas en la Provincia de Alicante

Cala Racó del Conill (Villajoyosa)

De tradición nudista (y en la que más cómodos se sentirán aquellos que la practiquen, puesto que suelen ser mayoría), aguas cristalinas y aire bohemio. El Racó del Conill es una pequeña cala dividida en dos partes separadas por un pequeño saliente de piedra, en la que cada centímetro es bueno para extender la toalla y disfrutar del paisaje. El acceso es sencillo y su entorno de monte deja una estampa espectacular.

Cala del Charco (Villajoyosa)

Esta pequeña cala es ideal para visitarla en familia. Al estar poco frecuentada, brinda un ambiente más seguro para disfrutar con los más pequeños y pasar una jornada tranquila. Eso sí, imprescindible llevar las cangrejeras, ya que su terreno es de piedras y rocas.

destinos_6-1.jpg

Cala Coveta Fumà (El Campello)

A este rincón «casi secreto» tan solo se puede acceder a pie desde la playa homónima, por ello hay quienes desconocen que allí se encuentra una de las estampas marinas más bonitas de la Comunidad: un arcoíris de peces que nadan en aguas transparentes sobre un fondo de vegetación asombrosa. Un paraíso para los amantes del buceo.

Baños de la Reina (El Campello)

Un lugar con siglos de historia. Esta zona rocosa fue en la época romana una piscifactoría; de ahí que las cavidades formen rectángulos profundos en los que poder disfrutar de un baño tranquilo. Por desgracia, la erosión hace mella cada año en este paraje bello y desconocido para muchos.

Cala Ambolo (Jávea)

Cada uno de los peldaños de la casi eterna escalera por la que se accede a esta espectacular cala merece la pena. El acceso es complicado, pero eso solo sirve para valorar más el esfuerzo: Ambolo es uno de los rincones más espectaculares del litoral valenciano, además de lugar de peregrinaje para los buscadores de aguas transparentes, puntos de buceo y buenos saltos.

Cala Baladrar (Benisa)

Desde esta cala de piedra se pueden apreciar los más bonitos amaneceres de la Comunidad. Pero la postal se completa con una impresionante panorámica mediterránea con el Peñón de Ifach al fondo, el perfecto atardecer a orillas del mar para planes románticos.

Cala Llebeig (Benitachell)

Solo accesible a pie o desde el mar, esta pequeña cala en la que todavía pueden encontrarse antiguos refugios de pescadores es toda una reserva floral escondida entre dos peñones que crean esta peculiar playa: un mordisco del mar a la tierra con agua cristalina, su propia zona de cuevas y tranquilidad absoluta.

IMG_20170619_102834-EFFECTS.jpg

Cala de los Tiestos (Benitachell)

Su difícil acceso permite que se mantenga más virgen que otras calas y da sentido a la aventura de llegar hasta ella. Tras una ruta que incluye un descenso de cuerdas en tramo acantilado, aparece una cala de grava de increíble belleza, aguas puras y calma predominante.

Cala del Francés (Jávea)

Llegar hasta este pequeño paraíso no es difícil por esfuerzo físico, pero quizá sí por su ubicación. Situada entre Cala Blanca y el cabo de San Martín, el acceso por la senda de arriba de la montaña es el más cómodo, aunque también se puede llegar a nado desde la cala contigua. Vistas al Montgó, aguas turquesas y piedras redondeadas son parte de su encanto.

5 cuevas que hay que explorar en Alicante

Cuevas de Canelobre

Se encuentran en la localidad de Busot, a unos 20 kilómetros de Alicante. Si por algo destacan estas cuevas es por contener una de las bóvedas más altas de España, que alcanza los 70 metros. Pero no es lo único que merece la pena ver. También tienen un conjunto conocido como la Sagrada Familia, con una columna de más de 25 metros. Ya en el centro de la sala, podemos contemplar una estalagmita llamada El Canelobre, que da nombre a la gruta y que tiene más de 100.000 años de antigüedad. Por último, existen zonas preparadas para practicar espeleología e, incluso, en ocasiones albergan conciertos ya que su acústica es óptima para ello.

– Horario: Verano: de 10:30 a 19:30 h. / Invierno: De L-V de 10:30 a 16:50 y S-D y festivos de 10:30 a 17:50
– Precio: Adultos 6 €. Carné jove y jubilados 3,50 €. Discapacitados y niños 5-12 años 2,50 €. Menores 5 años: gratis.
– Tlfn: 96 569 92 50 / 679 66 98 52
– E-mail: cuevascanelobre@ebusot.com

Cueva de las Calaveras

Esta cavidad se llama así porque en el siglo XVII, durante una expedición espeleológica, se encontraron en ella doce cadáveres. Pero tranquilos, no es peligrosa. Se localiza en el municipio de Benidoleig, al norte de Alicante, y su recorrido abarca más de 300 metros, a través de los cuales podemos observar estalactitas, estalagmitas y cúpulas por encima de los 50 metros de altura. En su tramo final hay un bonito lago subterráneo llamado Toll Blau, que en la época árabe se intentó aprovechar para el riego agrícola.

– Horario: Primavera y verano: de 09:00 a 20:00 h / Otoño e invierno: de 09:00 a 18:00 h
– Precio: Adultos 3,50 €. Niños 4-10 años: 2 €. Menores 4 años: gratis. Pensionistas: 3,50 €. Grupos más 25 personas: 2,50 €. Grupos escolares: 1,50 €.
– Tlfn: 96 640 42 35

Cueva del Rull

Esta cavidad se encuentra en La Vall d’Ebo, al noreste de Alicante, y posee importantes valores geológicos. José Vicente Mengual, conocido como el tío Rull, la descubrió por casualidad en 1919 durante una jornada de caza, y en la década de los sesenta la acondicionó y abrió al público. Durante su recorrido podemos contemplar numerosas columnas, estalagmitas, estalactitas, banderas, caladas, etc. Sus instalaciones se renovaron en 1995 y en la actualidad es propiedad del ayuntamiento.

– Dirección:
– Horario: Abril-septiembre de 10:30 a 20:30. Noviembre-febrero de 11:00 a 17:00. Marzo y octubre de 11:00 a 18:30.
– Precio: Adultos 4 €. Niños y ancianos: 2,70 €. Grupos adultos: 3,30 €. Grupos niños o ancianos: 2,50 €.
– Tlfn: 96 557 14 13 / 96 640 05 25

Cova Tallada

Donde termina Denia y comienza Xàbia se encuentra esta impresionante cueva a nivel del mar, situada en la reserva natural marina del Cabo de San Antonio. Es una opción para la época estival, ya que al final de la ruta es posible darse un baño en un agua que suele estar bastante clara. A menudo se organizan excursiones en kayak y otro aliciente es que muy cerca de la cueva se encuentra la Torre del Gerro, visita muy recomendable también.

Abric de la Cantera

El Abric de la Cantera, antes conocido como la Cova Gelà, se localiza en la Sierra Helada, que separa Benidorm y Altea. Este yacimiento arqueológico estuvo habitado por cazadores paleolíticos hace nada menos que 25.000 años. Se puede dividir en dos cavidades. En la primera se conserva un murete de piedra, mientras que en la superior se han producido los hallazgos más valiosos, como restos de los animales que servían de alimento a los habitantes de la época prehistórica. Se trata, por tanto, de un yacimiento de un enorme valor, ya que nos permite conocer un poco mejor tanto la historia de Benidorm como la vida durante el Paleolítico superior en la comunidad.

Fuente: DiarioInformación

La Dama de Elche del Huerto del Cura

Una de las copias más bonitas – reproducidas del original – se encuentra en la misma entrada del Huerto del Cura. La Dama de Elche es una escultura íbera en piedra caliza, que data de los siglos V y IV a. C. Se descubrió el día 4 de agosto de 1897 en un un montículo que los árabes llamaron Alcudia (‘montículo’). Este lugar fue asentamiento Íbero llamado Helike (del griego). Los romanos luego lo llamaron Colonia Iulia Illici Augusta. Y cuando llegaron los árabes quedó como Illici, y que según dicen, por el sonido se fue quedanddo en Elche. Hoy es un yacimiento arqueológico donde se han ido descubriendo a lo largo de los años numerosas piezas de mucho valor, íberas y romanas, testimonios de aquellas civilizaciones. Se ha descubierto un poblado íbero-púnico, alcantarillado romano, mosaicos, murallas y casas romanas.

La dama lleva joyas características de los íberos: unas ruedas que cubren las orejas y que cuelgan de unas cadenitas sujetas a una tira de cuero que le ciñe la frente, collares y coronas con pequeñas cadenas y filigranas. Son reproducciones de joyas que tuvieron su origen en Jonia en el siglo VIII a. C. y que después pasaron a Etruria.
El busto ibérico de la Dama fue vendido al Museo del Louvre de París por 4.000 francos de la época, y el 30 de Agosto de 1897 salía de España rumbo a la capital francesa.
En 1941 parece que se la consiguió recuperar mediante un intercambio de obras con el Gobierno de Vichy del mariscal Pétain. Todo este tipo de acuerdos e intercanbios no están muy claros, pero lo cierto y real fue que desde entonces el propietario legal es el Museo del Prado (número de catálogo E433).
Estuvo 30 años allí, desde que regresó a España hasta que en 1971 fue trasladada al Museo Arqueológico Nacional, en el que se halla en condición de depósito.
Entre tanto, en 1965 la Dama de Elche volvió a tierras ilicitanas con motivo del séptimo centenario del Misterio de Elche. Más tarde fue cedida temporalmente y el 18 de mayo de 2006, la Dama de Elche presidió la inauguración del Museo Arqueológico y de Historia de Elche (en el Palacio de Altamira) y la exposición «De Ilici a Elx.

huerto-cura-dama.jpg

La mitad de la Cala de Ambolo ( Xàbia ) es ahora de arena dorada

Hay lugares que están bendecidos. La cala de Ambolo de Xàbia es uno de ellos. Es uno de los tramos litorales más bellos de la Comunitat Valenciana. Además, ahora vive una sensacional transformación. La playa de cantos rodados de toda la vida está dando paso a la arena. Hace unas semanas empezó a formarse en la parte norte de la calita un rodal de fina arena dorada. Ahora ya media cala es de arena. La dinámica litoral está obrando el milagro de arrastrar hasta Ambolo un sedimento muy tamizado. Los bañistas están encantados. Esta playa, que fue de las primeras nudistas de la Marina Alta (ahora el nudismo está de capa caída), atrae incluso a familias con niños. En la orilla de la playa ya se puede ver a chavalines jugando con la arena e intentando levantar castillos.

La cala de Ambolo está bendecida. Cientos de turistas buscan la foto en este recodo escondido entre acantilados, de aguas turquesa y que cuenta con una escarpada islita a la que trepan los bañistas para lanzarse luego al mar.

Pero Ambolo también arrastra una maldición. La cala no figura en los mapas. No en los turísticos. Xàbia no la promociona. Los bañistas acuden por su cuenta y riesgo. Esta playa está oficialmente cerrada desde 2007 por riesgo de desprendimientos. Hay carteles que avisan de que está clausurada.

La Dirección General de Costas intentó recuperarla colocando redes y barreras de acero para contener los desprendimientos. También creó una tendida escalera donde antes estaba la senda que bajaba a la playa. Incluso regeneró la cala con cantos rodados. Pero esa actuación no sirvió de nada. Los inestables acantilados siguieron deshaciéndose cada vez que llovía con intensidad. Las piedras rodaban ladera abajo. De ahí que se optase por mantener este tramo litoral clausurado.

El cierre, eso sí, no ha espantado a los bañistas. Al contrario. Parece que la prohibición es un aliciente más para descubrir esa cala vetada.

Solo faltaba ahora que la dinámica litoral pusiera su granito de arena. El fino sedimento dorado acrecienta el atractivo de Ambolo. La arena debe proceder de los arrastres que las lluvias del invierno y la primavera han provocado en los barrancos próximos. Lo que ha ocurrido en Ambolo tiene precedentes en Xàbia, cuyo litoral no está en regresión, sino que se ensancha. Hace dos veranos la costa de piedra tosca de la Séquia de la Nòria y de la Cala Blanca también se llenó de arena. Esos arenales sobrevivieron durante meses. Ya han desaparecido. En Ambolo ocurrirá lo mismo. El mar se llevará el regalo de la arena dorada. La nueva e idílica playa es efímera. Volverá la grava.

40d9a8c0203b4c1fd87c57450b2f1f25.jpg

 

Fuente: DiarioInformación

11 rutas de senderismo sin salir de la ciudad de Alicante

La Concejalía de Medio Ambiente ha acondicionado en los últimos años once senderos urbanos, con un recorrido total de 50 kilómetros.

Estas once rutas son de lo más variado. Algunas de ellas se adentran en el corazón de la ciudad, como la de los árboles monumentales o el parque de La Ereta y otras llevan hasta áreas más alejadas, como Tabarca.

Todas las rutas son fáciles de completar y su distancia varía desde los 1,5 kilómetros del parque de La Ereta hasta los 12 kilómetros con los que cuenta la ruta de las Torres de la Huerta, en la que se hace un recorrido por los baluartes defensivos de los siglos XVI y XVII que hay diseminados por la zona de la Condomina. Otros senderos llevan a áreas desconocidas para muchos vecinos de la ciudad, como puede ser el Monte Orgegia, con unos impresionantes miradores a la ciudad; la Sierra de Colmenares, junto al barrio de San Gabriel; o los núcleos de Lo Cheperut-Vallonga, salpicados de pequeñas lagunas o humedales y antiguas casas de labor.

En otras de las rutas, como la de Cabo Huertas, la Serra Grossa o la del Benacantil «se pueden ver algunas plantas endémicas de Alicante, como la siempreviva o el espino negro.

En torno a estos senderos, la Concejalía de Medio Ambiente organiza distintas actividades, como recorridos guiados, rutas en bici o itinerarios con las asociaciones de vecinos que lo solicitan.

Parque de La Ereta

Parque de La Ereta

FOTO: CRISTINA DE MIDDEL

Punto de salida y llegada: Ruta circular.  Empieza y termina en la entrada del parque. 1,6 kilómetros. 1 hora. Dificultad: Media-baja.
En esta ruta podemos ver restos de la muralla, la ermita de San Roque, del siglo XVI, o acceder a Santa Cruz.

Parque Lo Morant

PARQUE LO MORANT
FOTO: ISABEL RAMÓN

Punto de salida y llegada: Ruta circular y libre.  1,500 kilómetros. 1 hora.
Dificultad: Fácil.
El parque comprende diferentes espacios conectados por caminos interiores. Entre su vegetación hay chopos, cipreses, plantas aromáticas, palmeras o pinos.

Senderos en el Cabo de La Huerta

SENDEROS EN EL CABO DE LA HUERTAFOTO: ISABEL RAMÓN

Punto de salida: Playa de la Albufereta.
Punto de llegada: 
El faro de San Juan. 4,3 kilómetros  2,5 horas.
Dificultad: Baja.
Zona con una vegetación muy especial, en la que destacan muchos endemismos.

Monte Benacantil

MONTE BENACANTILFOTO: PILAR CORTÉS

Punto de salida: Junto a la estación del TRAM.
Punto de llegada: Área de recreo. 2,3 kilómetros. 1,5 horas.
Dificultad: Fácil.
18 especies de aves se reproducen en este monte, que además tiene una rica vegetación.

Árboles singulares del centro

ÁRBOLES SINGULARES DEL CENTROFOTO: RAFA ARJONES

Punto de salida: Paseíto Ramiro.
Punto de llegada: Plaza del Ayuntamiento. 3 kilómetros.
Dificultad: Fácil.
Un paseo para contemplar algunos de los ejemplares de ficus más notables del país

Ruta rural Lo Cheperut-Vallonga

Ruta rural Lo Cheperut-VallongaFOTO: PILAR CORTÉS
Punto de salida y llegada: Ruta circular. Empieza y termina en la plaza Lo Cheperut. 3.850 metros. 1,5 horas. Dificultad: Baja.
Ruta salpicada de pequeñas lagunas, antiguas casas de labor o campos de cultivo.

Sierra de los Colmenares

SIERRA DE LOS COLMENARES
Punto de salida y llegada: Ruta circular. Empieza y termina en la calle Agua Amarga. 4,9 kilómetros. 2,5 horas. Dificultad: Fácil.
Sierra litoral que se extiende desde el paraje de El Porquet junto al barrio de San Gabriel.

Nueva Tabarca

NUEVA TABARCAFOTO: PILAR CORTÉS

 

Punto de salida y llegada: Hay dos rutas trazadas, una por la ciudadela y otra por el campo. 1,5 y 2,8  kilómetros. Dificultad: Fácil.
La Isla de Tabarca es en realidad un diminuto archipiélago de cuatro islotes y escollos.

Monte Orgegia

MONTE ORGEGIA
Punto de salida: calle Azafrán.
Punto de llegada: Depuradora. 3,5 kilómetros. 2  horas.
Dificultad: Baja.
Situado en el centro de lo que fue la huerta alicantina, desde este monte hay unas imponentes vistas.

Torres de La Huerta

TORRES DE LA HUERTAFOTO: PILAR CORTÉS

Punto de salida: Glorieta deportista Carolina Pascual.
Punto de llegada: Camino de Benimagrell. 12,4 kilómetros. 4 horas.
Las torres formaron en los siglos XVI y XVII un sistema defensivo contra los piratas.

Sierra de San Julián

SIERRA DE SAN JULIÁNFOTO: HÉCTOR FUENTES

Punto de salida y llegada: Calle Obispo Victorio Oliver. 5,240 kilómetros. 2,5 horas.
Dificultad: Fácil.
Parque forestal urbano con una abundante vegetación, impresionantes vistas y que cuenta además con vestigios de la Guerra Civil.

 

 

 

Fuente: DiarioInformarción

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑