Conoce Cox, el precioso pueblo que se encuentra al pie de la Sierra de Callosa

La población alicantina de Cox se sitúa en uno de los lugares más encantadores del Sureste español. Esta localidad se encuentra rodeada de una hermosa y rica huerta al pie de la Sierra de Callosa de Segura, y a 16 metros sobre el nivel del mar. Su término municipal tiene más de 16 km² y su población ronda los 6.600 habitantes. Su clima mediterráneo esta caracterizado por inviernos suaves y veranos calurosos con elevada humedad por la cercanía del mar y el influjo propio de la huerta, con precipitaciones escasas pero en ocasiones torrenciales, los cielos suelen ser poco cubiertos y los inviernos suaves.

Su en clave es privilegiado, razón por la cual su suelo ha estado habitado por todas la culturas que civilizaron la península ibérica. Y así lo atestiguan los restos arqueológicos extraídos de las diferentes excavaciones arqueológicas que se encuentran en el Museo Villa de Cox.mapa cox

Es Cox uno de los pueblos más dinámicos de la zona su economía se basa principalmente en la producción y comercialización de frutas y verduras tanto a través de la venta ambulante como en los más de 40 almacenes mayoristas que existen el la localidad. También se han desarrollado industrias de fabricación de calzados, textiles, redes y derivados de la construcción así como empresas relacionadas con este sector.
Su emplazamiento en el corazón de la Vega Baja le hace disfrutar de una situación estratégica, tiene un acceso propio a la Autovía A7 cinco accesos a la carretera Nacional 340 y está muy bien comunicada; a 10 km de Orihuela, a 20 de Elche, a 35 de Murcia y a 48 de Alicante.

cox-alicante-download-ansicht-a-1-4-ber-stadt-in-provinz-vega-baja-comunidad-valenciana-spanien-weather-february.jpg

6 Rincones rodeados de naturaleza muy cerca de Elche

Jardín Artístico Nacional Huerto Del Cura

Las primeras noticias conocidas sobre lo que es hoy el Huerto del Cura datan del año 1846 cuando su propietario, el señor Fenoll de Bonet, lo vende a don Juan Espuche. Por estas fechas vivía como mediero o arrendatario Andrés Castaño Peral.
Algunos años después, Andrés Castaño compró el huerto y, como dueño, vivió en él con su familia hasta su muerte.
El huerto no era más que una parcela de labor. Tras la muerte de Andrés Castaño, el tercero de sus hijos, José, que era sacerdote, siguió viviendo en la casa paterna y, poco antes de 1900, se convirtió en el propietario del entonces conocido como “Huerto del Capellán Castaño”. Algunos años después el nombre se simplificó como “Huerto del Cura”, denominación que ha permanecido hasta el día de hoy.

Jardín-Huerto-del-Cura-Elche.jpg

Playa El Carabassi

El Carabassi es una playa formada por un sistema dunar y de pinares. Se encuentra entre Santa Pola y la pedanía de Arenales del Sol. De gran valor ecológico. Junto a la playa encontramos con los saladares y humedales de Els Bassals y Clot de Galvany. Es una playa de bandera azul bien merecida, a pesar de estar cerca de núcleos urbanos importantes como Alicante, Elche o Santa Pola. Toda ella es playa libre, aunque aumenta la frecuencia del nudismo cuanto más hacia el sur. Playa ideal para familias naturistas o que deseen educar a sus hijos en la normalidad de la desnudez para el baño. Desde la Playa El Carabassi se divisa el faro de Santa Pola y la Isla de Tabarca. Para proteger las Dunas del Carabassi se han instalado varias pasarelas de acceso a la playa desde los aparcamientos.

5828612023_aa685b2c0f_b.jpg

El Palmeral de Elche

El Palmeral de Elche alberga más de 200.000 ejemplares de palmeras, por lo que es el palmeral más grande de Europa. Su importancia es tal, que está declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

La extensión que ocupa el palmeral alcanza nada menos que dos millones de m², por lo que son muchos los atractivos que alberga este maravilloso lugar y de los que se puede disfrutar.

El Parque Municipal constituye un auténtico pulmón vegetal en el centro de Elche, pues en sus seis hectáreas se agrupan diversos huertos, como el del Colomer. La mayor parte de dicha superficie fue legada en 1661 por Nicolás Caro y consta de numerosas palmeras singulares (la Centinela, el Tridente, el Candelabro…).

Mientras, el Museo del Palmeral ofrece a los visitantes la oportunidad de conocer la historia y evolución del Palmeral de Elche. Se encuentra emplazado en una casa tradicional del siglo XIX y tiene el precio simbólico de un euro. Se puede acceder a él todos los días a partir de las diez de la mañana.

IMG-3511_renamed_8048.jpg

Playa Del Pinet

En el sur del término municipal de Elche, sobre una impresionante franja dunar, está la playa de El Pinet, con un extenso pinar que tiene su prolongación natural, por el sur, en la costa de Guardamar del Segura y, por el norte, en el parque natural de las Salinas de Santa Pola.

Formada por arena fina y dorada, se extiende a lo largo de casi dos kilómetros. Parte de la playa está ocupada por chalés construidos en los años cincuenta, con restaurantes y hospedaje a la orilla del mar.

Además, hay vigilancia marítima, lavapiés, una amplia zona de aparcamiento y  numerosas pasarelas de madera que conectan los accesos a la playa con la carretera. Un servicio regular de autobuses une El Pinet con Elche.

1413436604-CIMG0239

Carmen Del Campillo Moriscos

En Alicante, muy cerca de Crevillent, nos encontramos con uno de los salones de té más espectaculares del país: la Casa Morisca de Carmen del Campillo. Se trata de un precioso edificio decorado con motivos arabescos y que te recibe con una gran terraza recubierta de vegetación y de cerámica colorida.

Entrar en Carmen del Campillo es adentrarse en el mundo morisco más tradicional. En su carta encontraremos variadas infusiones, tés así como dulces y platos salados para que puedas disfrutar de un tentempié delicioso en un entorno inigualable. Un lugar al que merece la pena ir para disfrutar de la auténtica esencia morisca.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Pantà d’Elx

El Pantano de Elche, declarado Bien de Interés Cultural de la Comunidad Valenciana es una zona de gran interés hidrológico y de elevada riqueza medioambiental por su embalse, los barrancos y cuencas, las acequias y sus pintorescos acueductos y, cómo no, la estrella indudable del área: la imponente presa de 23 metros de altura y 62 metros de radio medio de curva, construida sobre el río Vinalopó.

El embalse de Tibi es el más antiguo de Europa, pero el de Elche no se queda atrás, cuenta con la primera presa en arco que se construyó en Europa desde la antigua Roma. Los trabajos de construcción comenzaron en 1632, estando en actividad durante más de un siglo pero, en 1793, la presa quedó destruida por una enorme riada de agua y hasta 1843 no volvió a ponerse en funcionamiento; actualmente goza de un nivel bastante bueno de agua, sobre todo en los meses de invierno. Se trata de una de las pocas obras de esta magnitud en nuestra comunidad y que se ha ido transformando, con el paso del tiempo, en un paraje natural repleto de fauna y flora de especial protección.

 

fotografoselche_20161220_181036.jpg

 

45 cosas que todo alicantino debe hacer y visitar en Alicante

1. Subir al Castillo de Santa Bárbara.

Preciosas vistas desde el Castillo de Santa Bárbara - Alicante
Preciosas vistas desde el Castillo de Santa Bárbara – Alicante

2. Bañarse en las playas: Playa de San Juan, calas del Cabo de la Huerta, playa de la Almadraba, playa La Albufereta, playa del Postiguet, playa de Saladares-Urbanova, Isla de Tabarca, y playa Aguamarga.

Tabarca
Tabarca

3. Ver la Cara del Moro en la montaña del Castillo de Santa Bárbara.

La Cara del Moro bajo el Castillo de Santa Bárbara
La Cara del Moro bajo el Castillo de Santa Bárbara por Adán Agulló

4. Visitar los museos más emblemáticos: MACA, Volvo Ocean Race, MARQ, MUBAG,MUSA. Museo de Hogueras, Yacimiento arqueológico Lucentum…

Marq - Alicante
Marq Museo

5. Conocer las plazas famosas de la ciudad: Plaza de Gabriel Miró, Portal de Elche, Plaza de Los Luceros, Plaza de la Santísima Faz.

Portal de Elche - Alicante
Plaza Portal de Elche

6. Ver una obra en el Teatro Principal de Alicante.

Teatro de Alicante
Teatro de Alicante por María Cánovas

7. Asistir a algún evento a la Plaza de Toros.

Plaza de toros
Plaza de Toros

8. Cantar La Manta al Coll.
9. Oír a alguien decir “vamor a ver“.
10. Ir de compras a Maisonnave.

Maisonnave Alicante
Avenida Maisonnave

11. Asistir a algún concierto de los domingos por la mañana en La Concha de la Explanada.

La Concha - Alicante
Auditorio Municipal La Concha de la Explanada

12. Ir a un concierto en el ADDA (Auditorio de la Diputación de Alicante).

Auditoio alicante
Auditorio de la Diputación de Alicante

13. Ir de Tardeo por el casco antiguo y la calle Castaños.

Tardeo alicantino Calle Castaños
Tardeo alicantino

14. Dar una vuelta por el Puerto.

El puerto por la noche
El puerto alicantino por la noche

15. Salir de fiesta por el barrio y hacer la ruta de la madera.

El barrio de Alicante
El barrio de Alicante

16. Dar una vuelta por el Mercadillo de Los Hippies de La Explanada.

Mercadillo - Explanada
Mercadillo en La Explanada

17. Visitar las Hogueras de todos los barrios.

Hoguera - Ayuntamiento Alicante
Hoguera – Ayuntamiento Alicante

18. Que te mojen con agua los bomberos el día de la Cremà.

Cremà
Cremà vía alicantesiempre

19. Asistir a los concursos de fuegos artificiales desde la playa del Postiguet, del 25 al 29 de junio.

Fuegos artificiales vía Belén López
Fuegos artificiales por Belén López

20. Ir a las mascletàs diurnas y nocturnas que se celebran en el período de fiestas.

Mascletà Alicante
Mascletà vía alicanteturismo

21. Escuchar en la mascletà: “senyor pirotècnic pot començar la mascletà”.
22. Disfrutar de estupendos paseos por el Parque de Canalejas, Parque la Ereta, el Monte Benacantil, Monte Tossal, Serra Grossa, Parque El Palmeral…

Parque de Canalejas
Parque de Canalejas

23. Encender una hoguera en la playa en la noche del 23 de junio.

Hogueras
Hogueras

24. Hacer la Romería al Monasterio de La Santa Faz.

Romería
Romería vía alicanteturismo

25. Ir de tapas y montaditos por el Barrio.

tapas
De tapas por el barrio

26. Comer postres típicos alicantinos: Turrón de Alicante, Turrón de Jijona, rollitos de anís, coca boba, frutos secos garrapiñados…

Dulces Alicante
Dulces típicos Alicante

27. Ir a los mercadillos que se montan los jueves y sábados en los barrios de Teulada, el Plá y Babel.

Mercadillo Alicante
Mercadillo Alicante

28. Ver el primer escalón del Ayuntamiento de Alicante, ahí se encuentra la Cota Cero sobre el nivel del mar para España.

Cota Cero - Alicante
Escalón Cota Cero del Ayuntamiento de Alicante

29. Ver el Castillo de San Fernando.

Puertas del Castillo San Fernando
Puertas del Castillo San Fernando

30. Ver el edificio Carbonell de la Explanada.

Edificio Carbonell - Alicante
Edificio Carbonell de la Explanada

31.Comprar en el Mercado Central de la avenida de Alfonso el Sabio.

Mercado Central Alicante
Mercado Central situado en la avenida de Alfonso el Sabio

32. Ir a algún evento al Teatro Arniches.

Teatro Arniche - Alicante
Teatre Arniches

33. Comer Pericana y Capellán.

Pericana - Taberna de Tito
Pericana vía Taberna de Tito

34. Visitar el Barrio Santa Cruz, sus fiestas de las Flores en Mayo, La procesión del Miércoles Santo y disfrutar de sus miradores y vistas al puerto.

Casco antiguo-Barrio de Santa Cruz, bajada de la procesión del Cristo. Tonyapa
Casco antiguo-Barrio de Santa Cruz, bajada de la procesión del Cristo por Tonyapa

35. Visitar La Universidad de Alicante en San Vicente del Raspeig.

Universidad de Alicante
Universidad de Alicante

36. Pasar por la “Calle de las Setas”, Calle San Francisco.

Calle de las Setas, Alicante
Calle San Francisco, comúnmente conocida como “Calle de las Setas”

37. Degustar vino de Alicante, Marina Alta, Fondillón…

Vino en Alicante
Degustación de vino

38. Ir a la Feria del Libro que ponen en Abril en el paseo de Federico Soto.

Feria del Libro
Feria del Libro

39. Comer comidas típicas alicantinas: fideuá, paella, alioli y coca amb tonyina.

Coca amb tonyina
Coca amb tonyina, coca con atún vía alicanteturismo

40. Ver los Moros y Cristianos de San Blas, Altozano y San Gabriel.
41. Salir de fiesta por Alicante disfrazado el día de Carnaval y ver los desfiles.
42. Ver el Desfile del Ninot y el bombardeo de confeti en Hogueras.
43. Ir al Estadio José Rico Pérez.
44. Ver la Gran Cabalgata de Reyes que recorre la ciudad el día 5 de enero.
45. Vivir las fiestas de la Virgen del Remedio y San Roque.

Otras propuestas de los internautas alicantinos
  • Comer coca de mollitas.
  • Visitar los refugios antiaéreos y conocer su historia.
  • Comer helado en “El Peret” de la Explanada.
    El Peret - Alicante
    El Peret – Alicante
  • Ver amanecer desde la playa.
  • Ir a ver una película en el autocine el Sur, entre Alicante y Muchamiel.
  • Tomar una horchata en La Horchatería Azul en Calderón de la Barca.
    Horchatería azul
    Horchatería azul
  • Ir al Club de Golf de Alicante.
  • Comer pescados y mariscos frescos alicantinos.

 

Fuente:blog.gluubo

 

Benimeli, un pueblecito en las faldas de la Sierra Segaria

Este municipio se encuentra en la Comunidad Valenciana, en el noreste de la provincia de Alicante y en el interior de la comarca de la Marina Alta.

A pesar de ser un pueblo de poco más de 400 habitantes, el turismo en Benimeli se incrementa gracias a su cercanía con otras ciudades más importantes como Alicante o Valencia. Por ello, algunos turistas que visitan estas ciudades, deciden también visitar Benimeli y mezclar el turismo de playa con el turismo rural.

Si buscas un lugar donde desconectar del bullicio, pasear tranquilamente o simplemente poder pasar un fin de semana agradable con los amigos o la familia, este puede ser el lugar ideal.

Además, gracias a su cercanía con la Sierra de Segaria, las rutas y paseos por ella son un gran atractivo para los excursionistas. Muchos aprovechan para realizar rutas en bici o a caballo o simplemente andar descubriendo todos sus rincones naturales.

1752996Master.jpg

Uno de esos rincones que verás al viajar a Benimeli es la Cova de la senyora, una cueva que se encuentra en la sierra de Segaria bajo el Tossal Devessa. El nombre se debe a que en el año 1834, fue a refugiarse allí la señora Dña. Dionisia Torres García de Navasqües.

La historia de esta cueva y de la señora que allí se refugió es curiosa y podrás leerla completa en la información turística de Benimeli. Además, encontrarás otros lugares de interés como el Mirador de Segaria que se encuentra en la parte central del antiguo castillo musulmán o la Iglesia Parroquial de San Andrés Apóstol que data del siglo XVIII.

 

 

Fuente: Minube

Las mejores rutas Otoñales en la Provincia de Alicante

1. La Font Roja (Alcoy)

Si piensas en otoño y ruta por Alicante, la primera que te viene a la cabeza es ésta. El bosque mixto mediterráneo te ofrece una amalgama de colores sin igual en la provincia. Especies de hoja perenne se entremezclan con caducifolias ofreciéndonos un paisaje precioso. Además, podrás recorrer estos bosques gracias a la ruta que sube al menejador, la cima del Parque Natural.

2. La ruta del agua (Sella)

Otro de los lugares mágicos en otoño es el Paraje de Salt (Sella), un pequeño pueblo situado en las faldas de la Sierra de Aitana, gracias a los colores amarillos que nos ofrecen los grandes chopos situados en los márgenes del río. Además, os aconsejamos que vayáis justo tras un episodio de lluvias intenso, así podréis disfrutar de la fuerza del agua bajando por las cascadas y pozas que hay en la zona.

3. Salt de Benilloba 

Otro precioso y húmedo lugar, cargado de historia, que en otoño ofrece una vista distinta y singular en el interior de la provincia. Un viejo molino (año 1760) situado en un precioso enclave natural, que aprovechaba la fuerza del agua para moler el trigo. Posteriormente fue reconvertido en central hidroeléctrica para abastecer de luz al pequeño pueblo de Benilloba.

También recomendamos en este caso visitarlo tras unas fuertes lluvias para poder disfrutar del agua cayendo con fuerza por el Salt.

4. El Racó de Sant Bonaventura (Alcoy)

Una bonita ruta que parte desde uno de los barrios de Alcoy y que nos lleva hasta un precioso paraje natural que en otoño coge ese tono amarillo que tanto nos gusta. Sin duda, la Hoya de Alcoy es una de nuestras zonas favoritas para visitar en esta época, ya que es de las mas húmedas de la provincia.

5. Vía verde del Serpis 

Otra de las rutas que discurre por los márgenes del río y para nosotros, una de las más bonitas de la provincia es la vía verde que nos lleva desde el pequeño pueblo de L’Orxa (Lorcha) hasta Villalonga (aunque podéis llegar desde o hasta Gandía).

La podéis hacer andando o en bicicleta y discurre por un bonito sendero que atraviesa el valle del Serpis siguiendo el antiguo trazado del tren Xixarra.

Fuente: masalladelaciudad

Diez lugares para disfrutar de un día de picnic en Alicante

La Granadella

La cala Granadella, es una de las mejores playas de España que cautiva por sus colores. Podría haber sido la Costa Azul Francesa de Monet, Renoir o Mattisse en la que mezclaban los tonos fríos del mar y cálidos de la tierra. Situada al sur de Jávea, se caracteriza por su playa de grava y rocas entre acantilados. No es difícil llegar a ella por la carretera con la que comparte nombre, pero debido a que su paisaje es de gran reclamo turístico, es aconsejable llegar a primera hora para poder aparcar.

Una vez allí, a los que les gusta bucear y disfrutar de los fondos marinos curiosean la gran diversidad de especies. La calidad de sus aguas y servicios ha sido recompensada consecutivos años con Bandera Azul. Cuenta con servicio de socorristas, duchas y alquiler de hamacas y kayaks con los que finalizar el día de picnic ampliando las vistas de la costa alicantina.

Xorret de Catí

En la localidad de Castalla y dentro del Paisaje Natural de la sierra del Maigmó y del Cid, se halla esta zona montañosa llena de vegetación típica mediterránea, con predominio de pinares y carrascas o arbustos como el tomillo, que destaca por su valor ambiental y su belleza paisajística. En su conjunto cuenta con hotel, casa rural, refugios, cabañas, área recreativa y zona de acampada. Sus merenderos con sombra hacen de ella una buena opción para pasar el día en familia. El bosque de pinos y las barbacoas transforman la propuesta familiar en un plan redondo.

Después del picnic se puede hacer senderismo, escalada en su rocódromo o disfrutar de una tranquilidad absoluta a 1.226 metros de altitud. Además, cuenta con un parque infantil, que supone una buena opción para que los pequeños jueguen mientras que los mayores se relajan, disfrutando todos en plena naturaleza. Se puede acceder a él desde Castalla, tomando la carretera que nace de la parte alta del pueblo o desde la autovía Alicante-Madrid, tomando la salida de Petrer.

Playa Paradís

Playa de la localidad conocida por sus fachadas de colores al mar. Este rincón de Villajoyosa es un espacio largo y de arena y grava, lo que la hace idónea para montar el mantel y las merenderas. Después del festín la arena invita a una siesta para los más tranquilos o un baño para los amantes del mar. Sus hileras de palmeras indican que es un entorno poco urbanizado y sin paseo marítimo donde disfrutar del vaivén del mar. Cuenta con socorristas, WC, duchas y parking y es una de la playas con Bandera Azul de la Costa Blanca.

Después de la merienda, las calles del pueblo nos ofrecen la posibilidad de visitar su barrio marinero y su fantástico casco antiguo que se encuentra a tan sólo un kilómetro de distancia. Además, para los más aventureros, se encuentra cerca de la playa un camping que ofrece multitud de servicios donde pasar la noche y disfrutar al día siguiente de otra jornada de picnic, sol y mar.

La Font Roja

Paraje idílico y natural situado en la comarca de la Hoya de Alcoy, al norte de la provincia de Alicante, perfecto para los amantes de la montaña o para los que tan sólo quieran disfrutar de un día agradable en el campo. Declarado parque natural del Carrascal de la Fuente Roja en 1987 por la Generalidad Valenciana, es un lugar que abarca unas 2.300 hectáreas protegidas, siendo uno de los espacios naturales mejor conservados del territorio valenciano.

Aquí tienen actividades acordes al entorno, se puede practicar senderismo, hay un panel indicador de las rutas, en las que visitar el santuario de la Font Roja, el Pla dels Galers, la Cova Gelada, el Mas de Tetuán y el Alto del Menetjador, o simplemente disfrutar de la naturaleza y las magníficas vistas. La manera más sencilla de acceder al parque es por la carretera CV-797 que parte desde Alcoy (la ciudad se encuentra a 9 km del parque).

Coveta Fumà

Una pequeña playa de arena gruesa que posee poca profundidad y ofrece unas magníficas condiciones para pasar un día en familia, disfrutando de un picnic junto al mar o de una deliciosa paella en el chiringuito situado allí o también en la arena. La limpieza de sus aguas y su abundante flora y fauna marina dan opción a sesiones de buceo espectaculares. Además cuenta con calas a la que solo se puede acceder a pie desde la playa que permiten contemplar bajo el mar una gran variedad de peces junto a los acantilados.

Un pequeño rincón paradisíaco en El Campello que ofrece un atardecer que hace que la escondida del sol cubra de rojo el azulado cielo al que estamos acostumbrados, todo un espectáculo para nuestros ojos tras un día de tranquilidad en un lugar con mucho encanto. Se puede acceder desde la carretera nacional N-332 o con el tram, bajando en la parada «Coveta Fumà».

Guadalest

En el valle comprendido entre las sierras de Aitana, Xortà y Serrella se encuentra esta pequeña población muy conocida por el pintoresco castillo de Guadalest, existente ya en la época musulmana y declarado «Conjunto Histórico-Artístico» en 1974, formando parte de él, se encuentran también el Castillo de San José, Castillo de la Alcozaiba y la Casa Orduña. Una amplia oferta de lugares para visitar en una jornada de desconexión en medio de la naturaleza.

También es recomendable visitar el pueblo, que ofrece unas vistas espectaculares del valle y embalse. Alli además se pueden visitar cinco peculiares museos o pasear por las calles y curioserar por las tiendas de artesanía. Para llegar a Guadalest, hay dos maneras posibles, una es coger la carretera CV-70, entre Alcoy y Callosa de Ensarriá, y la otra acceder desde la misma carretera CV-70 en Polop de la Marina.

Cala Ambolo

Al sur del Cabo de la Nao y frente a la Isla del descubridor se encuentra esta playa virgen y nudista donde es posible un baño más solitario y tranquilo por la ausencia de urbanizaciones alrededor y un acceso algo más complicado de lo habitual. Para acceder a ella hay que ir por la carretera del Cabo de la Nao y seguir la señalización. Un buen calzado es recomendable para bajar la escalinata acondicionada y andar por la grava hasta llegar allí.

Antes de encontrarla, una salida lleva al mirador de la Torre de Ambolo, desde donde se deslumbran fantásticas vistas de toda la cala y de los acantilados que forman el litoral de la costa de Jávea. Allí, sus aguas limpias y cristalinas son perfectas para practicar buceo. El sonido de las olas rompiéndose será la banda sonora ideal de una comida o merienda en plena naturaleza.

Fuentes del Algar

A tan solo 15 kilómetros de Benidorm y a 3 kilómetros del centro urbano de Callosa d’en Sarrià en dirección a Bolulla, se encuentra este paraje natural con un elevado grado de conservación de la riqueza ecológica y dotado, a la vez, de servicios turísticos y de educación medioambiental. Este espacio fue declarado Zona Húmeda protegida por Acuerdo del Gobierno Valenciano en el año 2002.

Se trata de un lugar preparado para disfrutar del nacimiento del río Algar y que permite recorrer un circuito de 1,5 kilómetros de longitud contemplando las espectaculares cascadas, las numerosas fuentes manantiales que brotan de la roca y los remansos de agua donde se pueden tomar refrescantes baños. Ofrece un paisaje ideal para los amantes de la fotografía, donde pasar un día de picnic en familia. También cuenta con cinco restaurantes en las inmediaciones. El único inconveniente, un pequeño precio que hay que pagar por entrada, hacen descuentos a niños y estudiantes.

El Carabassí

Perteneciente al municipio de Elche y a escasos kilómetros de Santa Pola, se encuentra esta playa de arena fina y oleaje moderado, con una gran extensión que propicia un ambiente agradable sin aglomeraciones exageradas de gente, desde sus costas se puede divisar la isla de Tabarca. Una opción idónea para los que quieren disfrutar de un día de playa sin carácter rocoso alejada de la ciudad.

A lo largo de tres kilómetros, se pueden realizar distintas actividades acuáticas o parapente y cuenta en su dirección norte con zonas señaladas para el nudismo, siendo respetadas escrupulosamente. Bordeada por pinos, zona ideal para el picnic, se accede por una pasarela de madera perfectamente acondicionada entre la naturaleza. Como opción alternativa, allí se puede acudir a distintos chiringuitos que ofertan una amplia variedad de comida. Hay servicio de autobuses públicos desde Santa Pola y en verano desde Elche, pasando por el Altet y Arenales del sol.

Lagunas de Torrevieja

Las lagunas de La Mata y de Torrevieja, se encuentran en la comarca de la Vega Baja del Segura, ocupando parte de los términos municipales de Guardamar del Segura, Torrevieja, Los Montesinos y Rojales. Conforman junto con El Hondo y las salinas de Santa Pola, un triángulo de humedales con importancia internacional en el sur de Alicante.

El Parque Natural de las Lagunas de La Mata y Torrevieja, donde se encuentran, cuenta con amplios complejos de vegetación por los que poder realizar largos senderos, diferentes deportes, excursiones o rutas guiadas, también con zonas habilitadas para tomar el almuerzo y con un centro de Interpretación en el que descubrir las diferentes posibilidades que te ofrece este parque. Un espacio ideal para los amantes del turismo de naturaleza y la opción más acertada para disfrutar de una jornada diferente en sus salinas, donde es posible bañarse.

 

Fuente: ABC

Diez rincones para descubrir de Alicante

San Roque

Calle Pere Sebastián con sus casas en escalera
Por su ubicación en las laderas del Benacantil, el viejo Alicante de los barrios de San Antón y el Casco Antiguo, con Santa Cruz y San Roque, está jalonado de escaleras para salvar los desniveles en calles peculiares que mantienen todo el sabor de antaño y que crean rincones que no todo el mundo identifica con Alicante. Es el caso de la calle Pere Sebastián, en San Roque, con sus viviendas en escalera cuyas fachadas están pintadas de vivos colores, ante las que vale la pena hacer un alto ya que, adornadas con macetas en la puerta y en las rejas de las ventanas, ofrecen una de las postales más bonitas de la ciudad, con el permiso de Santa Cruz.

PAU 5

Memorial por las mascotas 
En el parque del PAU 5, en la playa de San Juan, destaca un árbol por el colorido de las cientos de cintas que lo decoran. Se trata de un memorial dedicado a las mascotas, especialmente a los perros. Cada vez son más los amantes de los perros que cuelgan una cinta a las ramas del árbol con unas palabras de recuerdo tras la muerte de su mascota, aunque sigue habiendo muchos alicantinos que desconocen su existencia.

 

San Gabriel

Plaza del Refugio
En la parte antigua del barrio de San Gabriel, junto a la calle Buenavista, se encuentra la Plaza del Refugio, en cuya zona más alta, a la que se accede por unas escalinatas, se mantienen cinco casas cuyas fachadas miran directamente a los árboles de la plaza ofreciendo una imagen tranquila y evocadora del Alicante más tradicional en el que el tiempo parece detenerse.

 

Centro

Rincón del Poeta
En el centro de Alicante, entre las calle San Francisco y Barón de Finestrat se encuentra la calle de Golfín, conocida en los últimos años como el Rincón del Poeta por los escritos de Carlos Arniches, Gabriel Miró, Salvador Sellés Gosálbez y Francisco Figueras Pacheco que decoran las paredes de los inmuebles. Una pena que las pintadas desluzcan un rincón ante el que vale la pena hacer un alto.

 

Raval Roig

Viejas casas del antiguo barrio de pescadores
En el Raval Roig aún se pueden admirar algunas de las antiguas casitas del barrio de pescadores en la vieja calle Virgen del Socorro y en la calle Madrid. Vistas desde la plaza de Topete, donde en el siglo pasado estuvo la ermita, las casas de una planta, con sus macetas en la puerta y el mar a sus espaldas, ofrecen una sugerente imagen que traslada al visitante a otra época pese a que no todas se conservan en buen estado.

 

Carolinas Bajas

Calle Nicasio Camilo Jover
Entre Carolinas Bajas y San Antón, se encuentra una de las calles más curiosas de la ciudad al no haberse modificado al mismo tiempo que el resto del barrio. Estrecha y peatonal, en la calle Nicasio Camilo Jover, de dos metros y medio de ancha, siguen en pie una veintena de las antiguas casas de una planta, algunas pintadas de colores y con macetas en las puertas y ventanas.

 

Albufereta

Paseo frente a la piscifactoría romana
Entre la playa de la Albufereta y el puerto Costablanca, se inauguró el año pasado un pequeño paseo de 260 metros que permite admirar distintas estructuras arqueológicas de una villa de la época romana, conformadas por un vivero de peces, una balsa cisterna y puntos que pueden ser canteras. Una lección de historia mientras se disfruta de unas vistas privilegiadas.

 

Rabasa

Una casa de cuento
En el barrio de Rabasa, frente al parque de la Pérgola, hay una vivienda particular muy curiosa por su diseño que no desentonaría en un cuento de Disney. Creada por su propietario, el conocido grafitero y decorador alicantino Tom Rock, la fachada resalta por su onírica decoración con barandillas de troncos de árboles, celosías de madera y cristaleras pintadas de flores.

 

Santa Cruz

Patio exterior de una vivienda
No se puede hablar de rincones de Alicante sin referirse al barrio de Santa Cruz aunque es imposible optar por uno y además, en general, son conocidos por los alicantinos, al menos en Semana Santa y en las fiestas de las Cruces de Mayo. Aunque el barrio da para decenas de postales, vale la pena pararse a disfrutar de los pequeños patios exteriores de algunas viviendas plagados de flores.

San Roque

Plaza de Cagalahoya
Caminando por la calle Toledo, en San Roque, hay una plaza que en algunos mapas figura como plaza de Cagalahoya, en referencia al marqués de Cagalaolla. Se trata de una pequeña plaza con varios bancos de madera y un viejo pozo central a cuya imagen contribuye la escalinata que sube por la calle Divina Pastora hasta Lepanto. Una pena su mala de conservación.

Fuente: DiarioInformación

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑